Blog

5 claves para ser mejor programador

5 claves para ser mejor programador 1

Para muchos, ser programador es una profesión de ensueño. Los jóvenes (y no tan jóvenes) asaltan las oficinas de admisión de las universidades técnicas, estudian tutoriales en vídeo y se ríen de las ingeniosas bromas de las comunidades de «El típico programador» y similares.

Además, mucha gente estudia programación en universidades y centros de formación, creyendo sinceramente que la ansiada corteza les abrirá las puertas de una profesión apasionante. Los representantes de las empresas harán cola para conseguir un especialista recién formado en su plantilla.

Esto no suele ser así. Y la razón de ello son los errores cometidos por los propios programadores.

Recientemente en una entrevista con varios programadores de mi empresa, les hice la siguiente pregunta: ¿Qué es lo que distingue a un buen programador? Y estas fueron las respuestas más repetidas:

1. Falta de autodisciplina

Se ha dicho muchas veces, pero lo repetiré: la programación no es sólo creatividad, sino también un trabajo duro que requiere perseverancia, paciencia y la capacidad de organizar tu flujo de trabajo.

¿No puedes sentarte en tu silla durante más de 30 minutos programando? No es necesario; al final, puede perjudicar tu salud. Tómate un descanso, toma un té. Lo principal es la funcionalidad: la tarea debe estar hecha, los errores deben ser corregidos y todo el código debe estar limpio y actualizado.

Lo que puedes hacer:

Disciplinarte. Planifica el tiempo para el trabajo y el ocio. Lee sobre la técnica Pomodoro: ayuda a muchos a aumentar la productividad del trabajo personal.

2. Ir a los extremos

A menudo un programador tiene que lidiar con el código de otra persona que no compila. ¿Qué haría un mal programador en este caso? Borrar todo y empezar a escribir de nuevo. Esto conlleva varias cosas:

  • El riesgo de agravar la situación. Por cierto, a un programador demasiado seguro de sí mismo no le gusta mucho que se le señale cuando comete un error.
  • Privarse de la oportunidad de aprender analizando el código de otra persona, aunque no funcione. Ser capaz de leer el código de otra persona es una gran habilidad.

Lo que puedes hacer:

No te vayas a los extremos. Aprende a trabajar de forma autónoma y en equipo. Empápate de nuevas experiencias, aunque te consideres el programador más genial del equipo.

3. Incapacidad para asumir errores

Lo que puedes hacer:

4. Reticencia a aprender

El campo de la programación evoluciona a diario, y utilizar métodos antiguos (aunque sigan funcionando) no es señal de un buen especialista.

Lo que puedes hacer:

Estar atento. Lee nuevos libros del campo que estás estudiando. Navega por blogs temáticos. Participa en debates, y no tengas miedo de parecer estúpido.

5. Incapacidad para completar los proyectos

Así que has empezado a aprender a programar. Eso merece respeto. Si lo haces tú mismo, entonces mereces el doble de respeto. Una mañana coges un libro gordo y empiezas a leer. Cuando llegas a los ejercicios, decides que puedes saltártelos (parece que el material está claro de todos modos), luego te saltas varios capítulos y, al cabo de una semana, te das cuenta de que ya has olvidado dónde está el libro. Todo – el asunto no ha llegado a su fin. ¿Te has reconocido? Corrígelo rápidamente.

Lo que puedes hacer:

En la programación, el proceso es importante, pero el resultado es igual de importante. Debes encontrar la respuesta a la pregunta planteada. Debes resolver el problema que te ha planteado el profesor o el autor del libro de texto. Debes completar el proyecto. Un día, «hacer las cosas» se convertirá en un hábito, y serás un profesional.

Todas estas cualidades viven de alguna manera en cada uno de nosotros. Sabemos cómo deshacernos de ellas. No dejes que te consuman y arruinen tu carrera como programador.

 

Artículos relacionados: 10 consejos para mejorar destrezas de programación y ser mejor desarrollador, 5 consejos para ser buen programador y crecer profesionalmente, 5 formas de mejorar tu lógica de programación

Dejar un comentario