Blog

Las 9 mejores prácticas de desarrollo con poco código

Las 9 mejores prácticas de desarrollo con poco código 1

El enfoque de desarrollo con poco código es el presente y el futuro del desarrollo de software. Se espera que el mercado de código bajo aumente de su valor de mercado de 10.300 millones de euros en 2019 a 187.000 millones de euros en 2030, a medida que más empresas vean las ventajas de adoptar la plataforma para sus necesidades empresariales.

Esto se debe a la creciente necesidad de acelerar o finalizar su transformación digital.

Sigue estas mejores prácticas low-code/no-code para idear, crear prototipos y crear una aplicación empresarial web o móvil más rápidamente y evitar costosos errores más adelante en el proceso de desarrollo.

Las 9 mejores prácticas de desarrollo con poco código

1. Hazte íntimo amigo de tu plataforma

Se ha dicho mucho (¡incluso por nosotros!) que lo mejor del desarrollo low-code y sin código es que cuesta poco o ningún esfuerzo ponerse a ello. Es cierto, pero no dejes que te arrastre una falsa sensación de seguridad.

El desarrollo low-code abre las puertas de la creación de aplicaciones a casi cualquier departamento de tu empresa; sin embargo, a diferencia de las plataformas sin código, supone un cierto grado de conocimiento técnico.

No es necesario que conozcas a fondo los entresijos de la programación, pero si aprendes los trucos de la plataforma que elijas, tendrás más posibilidades de crear una aplicación impresionante.

Asegúrate de que tu equipo, incluidos los propietarios del producto y los analistas de negocio, invierte suficiente tiempo en conocer la plataforma y jugar con ella.

Lección 1: Una barrera baja sigue siendo una barrera. Tómate tu tiempo y estudia algunos videotutoriales para sacar partido a una plataforma de desarrollo low-code.

2. Reutiliza aplicaciones y componentes ya desarrollados

Una de las principales ventajas de las plataformas de poco-código son los componentes ya listos para usar. Debido a la naturaleza universal de las plataformas low-code, es conveniente encontrar funcionalidades ya hechas y desarrollar tu aplicación a partir de ellas.

La mayoría de las aplicaciones son similares en su funcionalidad, por lo que no es una buena idea empezar todo desde cero. La forma más eficiente en cuanto a tiempo y costes es encontrar plataformas como Velneo o Bubble y aprovechar sus componentes predefinidos.

Lección 2: Crea el 20% de una aplicación que la haga única y deja el trabajo pesado a la herramienta o plataforma de low-code.

3. Libera la aplicación a menudo y con un mínimo de funcionalidad para obtener comentarios más rápidamente

Es mejor poner en producción una aplicación imperfecta que lanzar una totalmente hecha. Tener éxito con el low-code significa dividir tu aplicación en partes sustanciales y lanzarlas tan a menudo como puedas.

La idea es obtener constantemente comentarios inmediatos de los usuarios sobre el terreno y realizar pequeñas mejoras constantes. Lleva a cabo sesiones regulares de feedback con los miembros de tu equipo y comprueba cómo funciona la aplicación y qué le falta.

Lección 3: Adopta una mentalidad ágil e itera tu aplicación en intervalos cortos para obtener un feedback inmediato.

4. Elige una plataforma con buenas prácticas de diseño UI/UX

Las plataformas low-code ofrecen bibliotecas/librerías de interfaz de usuario preparadas con componentes coherentes. Son fáciles de usar, y es una buena práctica crear una plataforma sencilla que tome prestadas las mejores características de los líderes del mercado. Te llevará menos tiempo y dinero que crear una UI/UX única y te permitirá lanzar tu aplicación más rápidamente.

Según nuestra experiencia, los especialistas en UX aportan valor al principio del proyecto, pero más tarde su papel disminuye significativamente, y en el caso de que se necesite apoyo de UX y diseño visual más adelante, los expertos pueden contribuir en función de las necesidades.

Lección 4: La plataforma de desarrollo low-code que elijas debe ofrecer plantillas ya preparadas que puedan utilizarse y modificarse fácilmente basándose en los ejemplos de los líderes del mercado.

5. No descuides a la comunidad low-code ni a tus usuarios

Para seguir desarrollando un buen producto, debes comunicarte siempre con la comunidad low-code y con tus usuarios. Si te enfrentas a un problema, es posible que la comunidad low-code ya lo haya resuelto y pueda compartir la solución contigo.

Los usuarios desempeñan un papel crucial en tu éxito, por lo que debes permitirles influir en tu producto e interactuar con él en la medida de lo posible. Una buena plataforma es aquella en la que los usuarios pueden colaborar con el equipo de desarrollo para obtener resultados valiosos.

Lección 5: Si averiguas las necesidades de tus usuarios y las satisfaces, te asegurarás de que tengan la mejor experiencia posible.

6. Atrae a desarrolladores especializados y con experiencia para que diseñen tus aplicaciones de low-code

Una vez que te decidas a utilizar una plataforma de desarrollo low-code, deberías pensar en contratar a un desarrollador experimentado a tiempo parcial o bajo demanda para que revise tu aplicación, identifique los errores y libere las funciones si es necesario.

A menudo, las empresas eligen a desarrolladores menos experimentados y con conocimientos insuficientes para trabajar con plataformas/apps de low-code, pero los desarrolladores deben entender el comportamiento por defecto de los elementos, crear estructuras visuales y comprender los efectos de los cambios de configuración.

Por eso, atraer a desarrolladores altamente experimentados de la plataforma es la mejor manera de evitar retos técnicos y asegurarse de que tu proyecto tenga éxito.

Lección 6: Para diseñar una aplicación con éxito, contrata a desarrolladores completos que conozcan todos los entresijos de la plataforma.

7. Ve unos pasos por delante del equipo de desarrollo

Para realizar un proyecto potente, debes tener en cuenta tanto su aspecto empresarial como el técnico. Te irá mejor si realizas unas cuantas iteraciones de la aplicación con antelación, porque estarás bien preparado para lo inesperado.

De este modo, tu propietario del producto entenderá lo que se espera de él en adelante. Ten en cuenta que, al crear una aplicación, siempre surgirán nuevas ideas y necesidades de funcionalidad, y debes estar preparado para escalar tanto la funcionalidad como los usuarios.

Por eso, hacer un plan detallado de antemano te ayudará a evitar el estrés y permitirá que el proceso se desarrolle sin problemas.

Lección 7: Crea un plan con algunas iteraciones de antelación a tu equipo.

8. Entrelaza los niveles de seguridad y gobernanza de low-code con el valor de la aplicación

Trabajar con plataformas low-code puede ser un reto, ya que trabajan con datos personales, y no todos los desarrollos low-code ofrecen el mismo tipo de controles internos.

La mejor práctica es elegir una plataforma que logre un equilibrio razonable entre el valor de la aplicación y el nivel de control sobre los datos. Una buena plataforma debe ofrecer a las empresas la posibilidad de trabajar y almacenar datos sensibles. Esto se aplica especialmente a las aplicaciones que tratan con sistemas transaccionales.

Lección 8: No reinventemos la rueda. Elige una plataforma que ya ofrezca oportunidades para trabajar y almacenar datos personales.

9. Prueba el low-code con la mente abierta

Si nunca has intentado crear aplicaciones con una plataforma de low-code, puede que te ponga nervioso que sea demasiado limitada para tus propósitos. Sin embargo, seguir la ruta del low-code puede ser en realidad una gran ventaja.

Todo lo que necesitas hacer es un poco de investigación (y ya has empezado leyendo este artículo) para comprender los fundamentos y luego optar por la plataforma adecuada.

Dentro de unos años según Gartner, los creadores de aplicaciones desarrolladas con tecnología low-code podrían ser responsables del 65% de toda la actividad de desarrollo de aplicaciones. Es una buena razón para probarlo, aunque al principio sea un poco desesperante.

Lección 9: Mantén una actitud positiva hacia las plataformas de desarrollo low-code e invierte tu tiempo en experimentar con ellas.

Las plataformas de low-code pueden hacer que el desarrollo de aplicaciones sea sencillo y transparente para todos los que participan en la creación y el uso de aplicaciones.

Nuestras mejores prácticas de desarrollo de aplicaciones pueden ayudarte a evitar problemas y a crear mejores aplicaciones a mayor velocidad para una mejor experiencia general de creación de aplicaciones.

Todo lo que tienes que hacer es combinar el software adecuado con un plan bien pensado, ¡y estarás bien encaminado!

Artículo relacionado: ¿Qué es una plataforma low-code?

Dejar un comentario