Blog

El auge del low code, ¿puede suponer una amenaza para el trabajo de los programadores?

Guía indispensable para ser un buen analista-programador. Base de datos

Programación sin complicaciones y otros bulos

Últimamente el término low-code empieza ya a aparecer hasta en los medios generalistas, y el ruido en torno al término empieza a generar muchas distorsiones. Se confunden conceptos como no-code y el low-code, y se habla sin tapujos de cómo programar sin complicaciones, del fin del oficio de la programación profesional de aplicaciones de gestión y empresarial y de como, en unos pocos años, los usuarios avanzados o desarrolladores ciudadanos serán capaces de hacer todos los desarrollos en una empresa. ¿Es realmente esto así?

La respuesta es bastante clara: no. Cada vez que se habla de low-code, nadie habla de todo el trabajo de integración y centralización de los datos, por ejemplo. Si cada departamento de la empresa monta su propia aplicación con un sistema no-code, ¿qué problemas pueden surgir? Pues de todo, como cualquier programador puede fácilmente intuir.

Lo primero que habría que preguntarse es: ¿Qué es una plataforma low-code?. El low-code es al software lo que las cadenas de montaje son para la industria: ambas automatizan tareas manuales que son difíciles, repetitivas y que consumen mucho tiempo para liberar a la gente para hacer cosas que son mucho más importantes, como centrarse más en la problemática de los clientes y en el análisis.

Como ya he explicado en el artículo Plataforma low-code: ¿es para programadores?, ciertamente, algunas plataformas low-code permiten a los usuarios de empresas crear aplicaciones sencillas. Pero las aplicaciones que conforman una verdadera transformación digital no son sencillas.

Son aplicaciones de alta disponibilidad, de uso en toda la empresa y de nivel empresarial que deben crearse rápidamente e integrado con los sistemas de información existentes en la empresa por desarrolladores expertos.

La presencia de desarrolladores profesionales es indispensable en el proceso de transformación digital a muchos niveles.

El papel de los desarrolladores en sistemas low-code

Si hablamos del papel de los desarrolladores en un entorno low-code, es importante entender en qué se diferencia el low-code del no-code.

Los usuarios avanzados y los programadores profesionales que utilicen la misma plataforma low-code operan a niveles diferentes.

Los usuarios avanzados tienen capacidades limitadas, ya que el modelado visual es el único instrumento del que disponen. Los programadores profesionales pueden realizar las mismas acciones y además profundizar en el nivel de código, donde pueden realizar ajustes avanzados que requieren conocimientos técnicos.

Con plataformas no-code, todo el mundo puede hacer cosas, independientemente de su formación técnico. Como resultado, las aplicaciones desarrolladas en entornos no-code proporcionan una funcionalidad muy limitada.

Si eres un programador profesional, las tecnologías low-code te liberan de las tareas rutinarias y repetitivas, permitiéndote trabajar en mejoras de más valor añadido, más creativas y significativas. En este sentido, las herramientas low-code no reducen el valor de tu pericia y conocimientos como programador profesional. Al contrario, suben el listón, llevando el desarrollo a un nuevo nivel en el que son esenciales unas sólidas habilidades de programación.

Es cierto que esto debería empujar a los programadores de nivel medio a considerar si quieren mejorar sus habilidades, convertirse en expertos en múltiples plataformas de low-code o evolucionar como desarrolladores ciudadanos o usuarios avanzados de nicho formándose para un sector concreto.

Para las empresas de desarrollo de software y los departamentos TI, implica que el equipo de desarrollo puede hacer mucho más en mucho menos tiempo. Los técnicos se encargarán del trabajo más esencial de inmediato, en lugar de quedar empantanados en tareas poco estimulantes.

Conclusión

  • el low-code está cambiando las tareas de los programadores en lugar de eliminarlas;
  • los programadores altamente cualificados pueden hacer mucho más usando tecnologías low-code, concentrándose en las partes más críticas y desafiantes;
  • los programadores medianamente cualificados deberán subir de nivel, cambiar su enfoque experto al uso de múltiples plataformas low-code, o adquirir conocimientos específicos en un nicho de negocio de su agrado para afianzar su trayectoria profesional;
  • las empresas necesitan a los programadores como consultores para elaborar un enfoque low-code rentable, analizando de forma global todos los flujos de trabajo de la organización.

Dejar un comentario