Blog

Guía de contabilidad básica para los que no saben contabilidad

En el artículo de hoy queremos introducirte mínimamente en los conceptos básicos de contabilidad.

Esperamos que te sirva de ayuda, tanto si eres del sector y tienes alguna duda que necesitas refrescar, como si eres un programador que necesita realizar alguna aplicación para el departamento financiero de tu empresa o un cliente.

Por ello, primero te vamos a hacer una breve introducción acerca de qué es la contabilidad y qué objetivos tiene, para pasar directamente a los conceptos básicos de la misma.

contabilidad-basica

¿Qué es la contabilidad y qué objetivos tiene?

Una definición acertada de contabilidad sería esta:

La contabilidad tiene como objetivo principal registrar todas las operaciones económicas de una empresa u otra entidad, de forma cronológica, no sólo los gastos y los ingresos.

Normalmente se encargan de esto o bien el departamento financiero, o bien el contable de tu empresa, pero todos los puestos de dirección deben tener nociones básicas para comprender la situación contable de la empresa y mejorar la comunicación con este departamento.

La contabilidad no se encarga sólo de registrar transacciones, también debe analizarlas y presentar esos datos a otros, de ahí que sea muy importante que conozcas algo del tema.

Al igual que en marketing o en comercial tenemos un Plan de Marketing o un Plan de Ventas, en contabilidad tenemos lo que se llama un Plan General de Contabilidad, que viene definido por las siglas PGC.

Este Plan de Contabilidad General sirve para fijar todos los procedimientos y acciones para registrar la actividad económica de la empresa.

¿Qué objetivos tiene la contabilidad?

No te van a sonar a nuevo para nada, pero la mayoría de los expertos coincide en que los objetivos principales de la contabilidad son estos:

  • Tener el control de los movimientos financieros.
  • Facilitar su consulta de forma rápida y precisa.
  • Tener un sistema contable ordenado, quizá sería su principal objetivo.
  • Siempre que sea posible, realizar predicciones o estimaciones del ámbito económico.

Como ves, objetivos generales pero realmente importantes.

¿Para qué sirve la contabilidad entonces?

Una de las mayores preocupaciones que tiene la capa directiva de cualquier empresa es saber, en términos generales, cómo va la misma.

Por ello se pregunta varias veces al día en los distintos departamentos de cualquier empresa algo tan sencillo como “¿cómo vamos?”.

Lo malo es que normalmente esto nos sirve para contestar con sensaciones, pero no con datos.

Si la parte de contabilidad básica la tenemos bien planteada en la empresa, de un vistazo sabremos si vamos bien, si vamos mal y que expectativas podemos tener en el futuro.

Esto es debido a que, gracias a esta disciplina, sabrás si tu empresa está ganando dinero, lo está perdiendo, las deudas que tiene y cuánto tiene invertido y a qué plazo.

Otra cosa fundamental acerca de la contabilidad de una empresa es que, si esta no está clara y sana, puedes tener problemas de financiación con bancos o sustos con la Hacienda Pública.

Y eso no es algo que nadie quiera.

Conceptos básicos de contabilidad

Y, por último, aquí te ofrecemos algunos conceptos básicos de contabilidad:

Activo y pasivos de la empresa

Técnicamente hablando los activos son los bienes y derechos de una empresa, mientras los pasivos son las obligaciones y deudas, pero quizá con esta definición te suene un poco raro todo.

Dentro de los activos estarían las inversiones a corto o largo plazo (sí, también las inmobiliarias) o las existencias, es decir, todo lo que produce la empresa.

En los pasivos tendríamos otros conceptos como las deudas o las provisiones.

Normalmente los activos van a la columna de la izquierda y los pasivos a la derecha, aunque no hay una regla que lo especifique así.

Patrimonio neto

Si podemos decir que el activo es lo que tiene la empresa y el pasivo lo que debe, el patrimonio neto sería el resultado de restar el activo menos el pasivo.

Por ello, el patrimonio neto se considera que son los recursos financieros que tiene una empresa en un momento determinado para realizar su labor.

Plan General de Contabilidad

El Plan General de Contabilidad es un documento para armonizar toda la contabilidad de una empresa, tiene 5 partes:

  • Marco Conceptual.
  • Normas de Registro y Valoración.
  • Cuentas Anuales.
  • Cuadro de Cuentas.
  • Definiciones y Relaciones Contables.

De estas 5 partes, las tres primeras son obligatorias, mientras que las otras dos son voluntarias.

Balance de situación

También se le conoce como Balance General, y es un informe con el que podemos ver cuál es la situación económica y financiera de una empresa y en un espacio de tiempo concreto.

En él, además de otras cosas, se deben incluir el activo, pasivo e información del patrimonio neto de la empresa en cuestión.

Cuentas Contables

Existen cuatro Cuentas Contables que te queremos enseñar:

  • Cuentas de activo: Se centran en mostrar los activos que tiene una empresa, es decir: “lo que tiene”.
  • Cuentas de pasivo: Justo al contrario, muestran las deudas y obligaciones que contrajo la empresa, es decir, “lo que debe”.
  • Cuentas de neto patrimonial: Serían las cuentas resultantes de restar el pasivo al activo, para mostrar los recursos financieros que tiene la empresa.
  • Cuentas de gestión: Son los gastos e ingresos del ejercicio.

Deber y Haber de una cuenta

Todas las cuentas que te encuentres en contabilidad tienen dos columnas o zonas diferenciadas, unas para el deber y otra para el haber.

Es decir, para lo que se debe y para lo que se tiene.

Saldo de una cuenta

El saldo de una cuenta es la resta de, a su vez, las sumas del haber y del deber.

Qué es un cargo y un abono

Técnicamente hablando, cargar en una cuenta significa que vamos a registrar una operación en la zona del “debe”, mientras que abonar es cargarla en la zona del haber.

Es decir, los abonos incrementan el patrimonio neto, mientras que los cargos lo disminuyen.

Principio de partida doble

Es un principio de contabilidad que habla de equilibrar el balance para poder comprobar que el registro contable se hizo correctamente.

Si te fijas, cada vez que hay una operación contable afecta, como mínimo, a dos cuentas.

Este principio de partida doble nos dice que la suma de importes en el debe ha de ser igual a los del haber.

Inversión y gasto

Hablando en términos financieros, la diferencias más palpable entre una inversión y un gasto es que, mientras que con un gasto simplemente vamos a tener un cargo en nuestra cuenta y, con ello, disminuir el patrimonio neto, la inversión la hacemos con la previsión de tener una rentabilidad en un futuro, ya sea a corto o a largo plazo.

Registro de operaciones

En cualquier empresa se deben registrar todas y cada una de las operaciones contables para tenerlas siempre disponibles, de hecho, hay dos libros para ello, el Libro Diario y el Libro Mayor.

Siempre se desglosan las cuentas en 2 zonas o columnas distintas, el deber y el haber.

Balance de comprobación de sumas y saldos

Para este balance se “pinta” el deber y el haber de todas las cuentas y su saldo.

Se puede hacer de forma trimestral o mensual, dependiendo de la cantidad de movimientos y lo grande que sea la empresa.

Ciclo contable

El ciclo contable son todas y cada una de las operaciones durante un ejercicio económico.

Normalmente este ciclo económico suele ser de un año natural, aunque la cosa puede cambiar.

En cada ciclo contable suele haber una cuenta de pérdidas y ganancias, que sería el resultado del ejercicio contable.

Hasta aquí este artículo sobre contabilidad básica, esperamos haber resuelto tus dudas.

Dejar un comentario