BLOG

Hacer programas para negocios

Por [N1] Fred el | Añadir comentario
Hacer programas para empresas

Hacer programas para negocios

Cada año salen cientos de aplicaciones y programas de software sociales para empresas, pero solamente unas pocas tienen éxito y consiguen adeptos. La pregunta clave es cómo hacer programas para negocios para conseguir usuarios.

La clave del éxito de un software para empresas no solo reside en dar salida y resolver las necesidades de los usuarios. Además, a la hora de hacer programas para negocios con éxito, hay que programarlas para que sean fáciles de adoptar de tal forma que aminoren la caída inicial en la productividad que conlleva toda nueva adopción de un programa. Pensemos en hace un años atrás cuando aparecieron por primera vez los programas de negocios sociales. Muchas empresas de programación vaticinaban una revolución y un mundo libre de emails -pero la realidad es que los usuarios del software no querían una revolución.

Hay que dejar de hacer castillos en el aire y poner el foco en el comportamiento habitual de los usuarios y clientes. Potenciar el software e impulsarse en los hábitos existentes de los usuarios es un enfoque mucho más rentable a la hora de hacer programas para negocios que el de intentar cambiar drásticamente de un día para otro su forma de trabajar.

Aquí recomiendo cuatro formas para hacer programas para negocios.

En primer lugar, evita las sorpresasJakob Nielsen, el experto en usabilidad web, dijo: “A medida que las expectativas de los usuarios se vayan cumpliendo, más confianza y control sentirán que tienen sobre el programa, y más les gustará.” Cualquier pequeña y desagradable incoherencia se puede convertir en la ruina cuando los usuarios están dando los primeros pasos en el programa de negocios que acabas de desarrollar.

El fracaso de Google Wave se debió a una incoherencia muy confusa. Google Wave intentó posicionarse como una herramienta todo-en-uno, alternativa a el email, la mensajería instantánea y el software para la compartir de archivos. ¿Y en qué consistía la incoherencia? Estaba totalmente aislado, no tenía ningún tipo de integración con los software que buscaba substituir. Tardaron muchísimo tiempo en implementar notificaciones y add-ons para el navegador y la única forma que tenías para ver las cosas en wave era estar constantemente logueándote en el programa una y otra vez. Era realmente frustrante tratándose de un programar para la comunicación en el ámbito de los negocios, en la que la rapidez de las respuestas es fundamental.

En segundo lugar, haz que los datos fluyan fácilmente. Vete a donde están los datos de los usuarios y haz tu programa de tal forma que la sincronización de los datos no se convierta en un lastre para los usuarios de tu aplicación. Por ejemplo, Microsoft Project es una herramienta para la planificación de proyectos muy sólida con muchísimas funciones pero en un entorno empresarial que se mueve muy rápido, los archivos se quedan obsoletos rápidamente.

¿Por qué?: más del 90 % de los usuarios dicen que aún dependen del email en sus comunicaciones de negocios. Si una herramienta no contempla la integración con email, a los usuarios no les queda más remedio que meter a mano las nuevas informaciones de los emails en los programas de planificación y de proyectos a mano.

Los usuarios quizás toleren esto al principio, cuando no hay muchos datos y están aún cegados por el brillo del nuevo programa. Pero a medida que el nuevo software requiera ser actualizado con más y más datos, más difícil es mantener el sistema actualizado. A la larga los usuarios se vuelven reacios a usar este sistema. Sin información actualizada, el programa se vuelve inútil. Es como un bar de copas muy bien decorado pero sin gente. Si integras tus programas con email y otras herramientas de mucho uso motivará a los usuarios a tener tu programa ocupado.

En tercer lugar, desarrolla el programa pensando en un equipo de trabajo que puede crecer, es decir, no pierdas de vista la escalabilidad a la hora de hacer programas para negocios. Es importante que todos los usuarios de una empresa se sientan cómodos usando tu programa a medida que más personas de la empresa se van incorporando al uso del mismo.

El paradigma de esta filosofía es Facebook. Ha sido perfectamente escalable hasta alcanzar la cifra actual de 1,400 millones de usuarios a día de hoy.  La clave reside en la forma tan nítidamente conecta todos los datos y lo fácil que es navegar en ella. Esta idea es perfectamente aplicable a el mundo de los programas para negocios.

En vez de compartimentos estancos de trabajo, como un montón de burbujas que flotan de forma separada, piensa en cualquier tipo de programa collaborative que te sientes a programar como si fuese un centro de actividad, conectando el trabajo de todos los usuarios.

En cuarto lugar, ten cuenta las costumbres y las filias de los usuarios del programa. Las filias y las pasiones de las personas pueden aprovecharse para que tomes decisiones de forma rápida. Convierte a tus usuarios en aliados y allánales el camino entiendo mejor sus formas de trabajar y sus conductas para integrar tu programa con las herramientas que ya usan.

Obviamente siempre hay algunas personas que están más abiertas al cambio que otras, pero tu foco debe centrarse en intentar acelerar el proceso de adopción de tu software. Eso se consigue ofreciendo un programa que aporte comodidad en el lugar de trabajo para los usuarios de empresas en cualquier organización.

Artículos relacionados: ¿Cómo crear programas?

Velneo es el entorno ágil para el desarrollo
de aplicaciones empresariales

PRUEBA VELNEO

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies