Detener una instancia

Podemos detener la ejecución de cualquier instancias de datos o de aplicación para realizar sobre ella tareas de mantenimiento o administración.

Lógicamente si queremos detener una instancia para evitar que los usuarios accedan a ella bastará con detener la instancia primaria por la que acceden.
Este comando nos permitirá detener temporalmente una instancia. Si una instancia está detenida, no estará disponible para los usuarios finales. Si un usuario intenta acceder a la aplicación le aparecerá el siguiente mensaje: “no se ha podido cargar la aplicación XXXXXX. Bloqueada por el administrador”.

Debemos ser conscientes de que, aunque detengamos una instancia de datos, el servidor no nos dejará borrar fichero de datos, índices, etc. Ese tipo de operaciones tendrán que hacerse con el servicio vatp detenido.

Si la instancia tiene enganches, el sistema no permitirá detenerla, pero nos permitirá indicar al sistema si se admiten o no nuevos enganches en la misma; de este modo, nos aseguraremos de que la instancia quedará detenida en cuanto se desenganchen los usuarios actualmente conectados a la misma.

Por lo tanto cuando detenemos una instancia se pueden dar 2 circunstancias, que sea posible detenerla y quedará marcada con el símbolo de “detenida o en pausa”, o si se ha mostrado el mensaje anterior quedará con un icono que indica que el servidor ya no admitirá más enganches de nuevos usuarios y queda a la espera de que el último enganche se desconecte para en ese momento detener la instancia.

En la imagen anterior la instancia vLab ha podido ser detenida con éxito, mientras que la instancia Pedidos no admitirá más enganches y queda a la espera de que desconecte el último enganche para poder detener la instancia. Cuando esto sucede, el servidor sabe que usuario administrador ha intentado detener la instancia y en el momento en que sale el último enganche y detiene la instancia notificará por mensajería interna a ese usuario administrador.

El mensaje podrá recibirlo en cualquiera de los componentes de la plataforma, es decir, que aunque cierre vAdmin el mensaje le podrá llegar a vClient o a vDevelop si lo tiene abierto, o se le mostrará el aviso cuando abra el primer componente.

Los proyectos se detienen de forma individualizada, es decir, si tenemos generada una instancia de aplicación que hereda una de datos, si detenemos la instancia de aplicación, la de datos seguirá arrancada, por lo que podremos ejecutarla con Velneo vDataclient.

Si, por el contrario, detenemos la instancia de datos, aunque la de aplicación esté disponible para su ejecución en la lista de aplicaciones al conectarse con Velneo vClient al servidor, éste no dejará ejecutarla, ya que la instancia heredada, la de datos, no estará activa.

Cuando una instancia se encuentre detenida, se mostrará el icono junto a la misma:

Para volver a arrancar una instancia detenida, pulsaremos el botón de la toolbar de instancias.