Blog

Optimización de herramientas low-code para el desarrollo de aplicaciones empresariales

low-code aplicaciones empresariales

Las empresas buscan constantemente herramientas que aumenten la productividad de los desarrolladores para poder alcanzar más rápidamente el siguiente nivel de crecimiento. Al mismo tiempo, existe una enorme brecha entre el número de desarrolladores cualificados necesarios y el número disponible. Esta escasez ha creado la necesidad de abrir el desarrollo de aplicaciones empresariales a los desarrolladores ciudadanos, creando a su vez una demanda de herramientas que simplifiquen el proceso de desarrollo de software.

Se espera que las herramientas de low-code, en las que ambos grupos confían cada vez más, eliminen las complejidades inherentes al desarrollo de aplicaciones empresariales. De este modo, pretenden reducir la carga operativa de los desarrolladores, de modo que puedan centrarse en la lógica empresarial para crear rápidamente mejores aplicaciones. Una vertiginosa variedad de estas nuevas plataformas de desarrollo de aplicaciones low-code combinan atractivas y avanzadas interfaces de usuario (UI) con la promesa de «hacer gran parte del trabajo por usted».

Así, en lugar de programar las aplicaciones desde cero, estas plataformas de desarrollo visual permiten a los desarrolladores con distintos conocimientos centrarse en los objetivos empresariales en lugar de en la tecnología. Esto se traduce en una reducción de la complejidad, un menor esfuerzo y un aumento de la productividad de los desarrolladores, lo que, a su vez, se traduce en proyectos más rápidos, una mayor satisfacción y presupuestos más ajustados para la dirección. Estas convincentes ventajas empresariales han contribuido a que las herramientas de low-code avancen rápidamente hacia la adopción generalizada. Pero, al centrarse en la simplicidad, las herramientas de low-code a menudo se quedan cortas a la hora de garantizar el desarrollo de aplicaciones empresariales sin problemas.

6 problemas con las plataformas low-code

La mayoría de los desarrolladores se han enfrentado a uno o más de los siguientes problemas con las plataformas low-code existentes al desarrollar aplicaciones empresariales. Con Velneo la mayoría de estas dificultades están resueltas (que no todas), pero eso es mejor que te lo comentemos en persona:

Personalización

Sí, las plataformas low-code prometen personalización. Sin embargo, la realidad es que las aplicaciones creadas por estas plataformas sólo pueden personalizarse hasta cierto punto. Cuando la aplicación se planteó originalmente, la herramienta low-code cumplía con los requisitos del proyecto. Pero las necesidades cambian y, con el tiempo, los clientes o usuarios finales tendrán peticiones razonables que las soluciones low-code no podrán resolver.

Control de versiones y colaboración

La mayoría de las plataformas low-code ofrecen un control de versiones en forma de una simple lista de revisiones. Sin embargo, cuando más de un desarrollador trabaja en la configuración, el mecanismo de control para la colaboración, como la realización de un diff para un flujo gráfico contra una versión y la fusión de los cambios, no entra en acción. Estas características para permitir la colaboración rara vez están incorporadas o tienen un comportamiento inconsistente.

Pruebas y depuración de errores

Las opciones para probar y depurar aplicaciones construidas en plataformas low-code son limitadas: las capacidades de pruebas unitarias son escasas y el registro es la opción más común para la depuración. Un puñado de plataformas de low-code de renombre proporcionan capacidades de prueba y depuración visual, pero ocultan el funcionamiento interno. Todo va bien si todo funciona como se espera. Sin embargo, si algo va un poco mal, incluso un programador experimentado estaría en apuros para averiguar qué está pasando dentro de la caja negra.

Seguridad

Aunque la mayoría de las plataformas de desarrollo low-code incorporan un cierto nivel de seguridad, como la validación de entradas, los desarrolladores deben prestar mucha atención a los problemas de seguridad y comprobar si existen vulnerabilidades. Sin embargo, dado que no hay visibilidad de lo que ocurre por debajo, escanear la aplicación en busca de comprobaciones de seguridad se convierte en algo tedioso. Las mismas características que hacen que el desarrollo low-code sea tan atractivo para algunas organizaciones pueden suponer un reto en materia de seguridad.

Integración

Las aplicaciones empresariales a menudo necesitan conectarse con sistemas distribuidos, aplicaciones heredadas arcaicas, APIs de terceros demasiado complejas, sistemas comerciales disponibles y mucho más. Estas integraciones nunca fueron concebidas para ser sencillas, e implican complejos mapeos de datos, transformaciones, filtrado, conversiones de protocolos, etc. En estos casos, la programación es más fácil que la configuración gráfica, ya que sólo se puede modelar visualmente hasta cierto punto antes de que resulte más eficiente pasar a texto.

Dependencia de los proveedores

La dependencia de los proveedores es probablemente el mayor temor que rodea a las plataformas de low-code. Muchos de ellos son sistemas propietarios que prohíben que el código subyacente sea trasladado o generan un código enrevesado que no es legible ni reutilizable. Esto hace que sea muy difícil trasladar la aplicación resultante a una plataforma diferente, creando así un peligroso riesgo de dependencia del proveedor.

Cómo hacer que el low-code funcione

Existe un enfoque de low-code que aprovecha su potencial para agilizar el desarrollo de aplicaciones empresariales: suministrar código «limpio».

En otras palabras, la plataforma low-code permite a los desarrolladores cambiar de opción. Pueden crear aplicaciones utilizando la representación del flujo visual, que genera el código de la aplicación, o pueden bajar al código para escribir la aplicación, que crea simultáneamente el flujo visual.

Para ser eficaz, la representación del código debe:

– Estar basada en estándares y códigos abiertos

– Representar el flujo de low-code sin ningún tipo de lagunas

– Ser capaz de ejecutarse en cualquier hardware o sistema operativo.

Con este código, no hay limitaciones para personalizar la aplicación para que se adapte a la empresa, y los desarrolladores pueden aprovechar la potencia de sofisticados IDEs, librerías y frameworks si quieren realizar mejoras que no pueden hacerse a través de la UI. No hay bloqueos de propiedad ni cajas negras. Y lo que es más importante, los equipos pueden aplicar el ciclo de vida de desarrollo de software, de eficacia probada, y resolver fácilmente la mayoría de los problemas con las herramientas de low-code, porque no hay que renunciar a la disciplina de la ingeniería de software en aras de la productividad o la velocidad.

Acelerar la innovación y la evolución

El low-code es un concepto atractivo y poderoso que puede mejorar enormemente la capacidad de innovación sostenible y disruptiva de su organización. Si el objetivo es acelerar la innovación democratizando el desarrollo de aplicaciones empresariales y los desarrolladores pueden trabajar con ciertas limitaciones, los enfoques actuales de low-code pueden ser adecuados. Sin embargo, el low-code sigue siendo un enorme trabajo en curso, y los proveedores deben seguir evolucionando las herramientas de low-code si quieren que sean realmente viables para las aplicaciones empresariales.

Una solución es poner a disposición de los usuarios una representación textual del flujo gráfico como código limpio y legible. Las ventajas a largo plazo de poder exportar ese código y utilizarlo para seguir el proceso de ingeniería de software estándar, pero probado, superan con creces todo lo que pueden ofrecer las plataformas de low-code. Y a partir de ahí, low-code puede cumplir su promesa de convertir el complicado desarrollo de aplicaciones empresariales en algo realmente accesible y potente.

Prueba una plataforma low-code

Puedes probar el low-code por ti mismo con Velneo. Pruébalo gratis siguiendo nuestros tutoriales para desarrollar una aplicación de gestión empresarial multiplataforma en menos tiempo del que estás acostumbrado. También podrás echarle una mano a la próxima persona que te pregunte: «¿Qué es el low-code?».

Artículo relacionado: ERP low-code.

Dejar un comentario