BLOG

Programación en Velneo: la diferencia entre un programador y un usuario avanzado

Por [N4] dfalvarez el | 3 Comments

Siempre me ha gustado tener el control, sentir la autonomía para conseguir la información que necesito en el momento en que la necesito.

Hablo ahora como usuario de diferentes aplicaciones software de gestión y de ofimática; aplicaciones de facturación, contabilidad, recursos humanos, calidad, … y por supuesto, Excel u hojas de cálculo de Google.

Como usuario avanzado o experto, al que le toca explotar los datos de las aplicaciones para obtener información relevante para la toma de decisiones (Indicadores como el Churn, tendencias en la contratación de ciertos artículos, estado de los objetivos, evolución de los ingresos y gastos…), no quiero estar atado a las opciones que el programador decidió que serían suficientes o necesarias para conseguir esa información. 

La realidad es muy compleja y cambiante, y solo pensar en depender de un programador para que me permita extraer lo que necesito en cada momento, me pone la piel de gallina 😉

Es por eso que soy un fan acérrimo de ciertas utilidades que ya vienen por defecto en cualquier aplicación de gestión que manejo hoy en día. Gracias a ellas, cualquier usuario avanzado puede navegar por la información de la base de datos sin requerir que un programador desarrolle funcionalidades específicas.

  • Filtrar los registros por los valores de la columna
  • Filtrar los registros por fórmula
  • Quitar de la lista los registros seleccionados
  • Generar vista con los registros seleccionados
  • Reordenar por cualquier campo de la base de datos
  • Invertir lista
  • Partir la lista
  • Multipartir lista por cualquier campo de la tabla
  • Navegar a maestros, como por ejemplo obtener los clientes de una lista de facturas
  • Navegar a plurales, como por ejemplo obtener las facturas de una lista de clientes
  • Combinar lista de registros, como por ejemplo añadir una lista de facturas a otra lista, y obtener los registros de las dos listas juntos.
  • Guardar listas de registros para poder recuperarlas en otro momento.
  • Y por supuesto, siempre ayuda la opción de exportar o copiar una lista de registros para llevarnos la información a una hoja de cálculo.

Gracias a todas estas utilidades, puedo responder a un montón de preguntas que me hago a lo largo del día (o que me hacen mis compañeros), y puedo hacerlo en poco tiempo y sin molestar a nadie:

  • ¿Qué clientes han contratado el servicio de suscripción Velneo vServer en los últimos 3 meses?
  • ¿Cuántos clientes han hecho upgrade de nivel 2 a nivel 3 este año?
  • ¿Cuántos registros en la web hemos tenido de Latinoamérica en el último mes?
  • ¿Qué oportunidades de venta se han generado gracias a las 2 últimas campañas de Email Marketing?
  • ¡Y muchas más cosas que me gusta saber!

Ningún programador ha creado las opciones en las aplicaciones para que pueda responder a esas preguntas de forma directa, pero lo puedo hacer, y rápidamente. Claro, para sacar partido a todo esto hay que conocer la estructura de tablas de la base de datos, cómo se relacionan las tablas entre sí, los campos que tiene cada tabla… por eso hablamos de usuarios avanzados o expertos.

¿Qué pasa a veces? Que incluso con todas esas opciones no consigo lo que quiero, porque realmente hay información que no está en la base de datos y que me gustaría registrar, o simplemente necesito resultados acumulados o calculados sobre millones de registros y los tiempos de respuesta tienen que ser inmediatos. Otras veces puedo necesitar una funcionalidad que no estaba prevista, como un botón para duplicar facturas.

 

¿No sería maravilloso no depender de nadie para conseguir todo eso?

Aquí ya entramos en otro terreno, el de la programación. Como graduado en Administración y Dirección de Empresas, mi base académica no me resultó apropiada para introducirme en el mundo de la programación, ni lo tenía previsto cuando estaba estudiando. 

¿Qué pasó? Que descubrí Velneo y que mi compañero programador José Luis me inoculó el virus del programador, me enseñó los tipos de campos y para qué sirven los índices (esto ya me costó más), me mostró los formularios y las rejillas y demás objetos de interfaz. Luego ya, con el código asistido del lenguaje Velneo y bastantes horas de pegarme con la herramienta, definitivamente adquirí la capacidad de ser autosuficiente y así poder desarrollar muchas de las aplicaciones y funcionalidades que usamos en la compañía hoy en día.

Crear o construir algo que realmente use la gente, le resulte útil y le ayude en su trabajo, es realmente motivador y engancha. Esa faceta del programador es lo que hace que siga necesitando, de vez en cuando, abrir el editor vDevelop y disfrutar con el desarrollo de aplicaciones empresariales.

Por suerte, actualmente tengo compañeros programadores expertos y full stack que desarrollan y mantienen la mayoría de las aplicaciones internas. Aún así, sentir la libertad de no depender de ellos y de su carga de trabajo para algunas cosas, me aporta mucha tranquilidad.

Dentro de nuestra compañía usamos la plantilla vERP como base de la gestión de la compañía. Alrededor de este núcleo de gestión de compras, ventas y contabilidad ha crecido un ecosistema de adaptaciones a nuestro modelo de negocio y aplicaciones satélite para gestionar multitud de áreas de la empresa. Desde la gestión de no conformidades a la de recursos humanos, pasando por marketing o el Cuadro de Mando, con todos los indicadores y objetivos que manejamos.

Yo me considero un programador Velneo, es decir, no conozco otras herramientas y me da pavor cada vez que veo un código javascript, por ejemplo. Solo he aprendido Velneo (ya me gustaría haber dispuesto en su día del curso de campusMVP) y no tengo intención de aprender otros lenguajes, porque en todos estos años he sido capaz de desarrollar todo lo que he necesitado a nivel de gestión empresarial, desde la base de datos a todos los procesos y objetos de interfaz. 

Velneo está estructurado como a mi me gusta, las cosas están en su sitio, ordenadas. Las tablas de la base de datos, los campos, las propiedades de los objetos o el código asistido y en español, todo está pensado para que te centres en trasladar los problemas y necesidades del negocio a una aplicación, sin tener que preocuparte de la gestión de bloqueos, transacciones y demás requerimientos avanzados a nivel de programación. 

Voy a poner un ejemplo de una adaptación que tuve que realizar para nuestra gestión. vERP incluye prácticamente toda la funcionalidad de compras, ventas y contabilidad que podemos necesitar, pero no incluye algo básico para nosotros, como es la facturación de suscripciones.

Para poder gestionar las suscripciones, creé una tabla de Ingresos Periódicos, con sus formularios y rejillas para el mantenimiento, y una opción para generar facturas sobre los ingresos periódicos seleccionados, aprovechando los procesos de alta de cabeceras y líneas de facturas que ya están disponibles en vERP.

Con un desarrollo de 20 horas de trabajo fui capaz de habilitar la opción con la que facturamos el 80% de nuestro volumen de negocio.

Tabla de Ingresos Periódicos

 

¿Es posible hacer esto con otras herramientas de una forma tan productiva? Lo desconozco, yo solo aprendí Velneo.

¿Es necesario saber programar? Por supuesto, tienes que traducir las necesidades de gestión en tablas, campos, índices, relaciones, procesos, eventos, señales, etc… 

¿Cualquier usuario avanzado de aplicaciones de gestión puede dar el salto a programar? En mi opinión, si eres alguien que domina hojas de cálculo a nivel avanzado y te gusta tener la información ordenada y accesible, siempre puedes ir más allá y crearte tus propias aplicaciones.

¿Qué hace falta para dar el salto? Lo más importante, motivación y tiempo. Al menos necesitarás 100 horas para la formación inicial y para hacer tus primeros desarrollos. Yo siempre recomiendo comenzar con un módulo pequeño, algo que lleves ahora en una hoja de cálculo, por ejemplo, y de esa forma puedas deshacerte de ella.

Si después de leer este artículo te ha entrado curiosidad sobre el mundo de la programación de aplicaciones empresariales, creo que vale la pena intentarlo. Como decía, es muy gratificante crear o construir aplicaciones o funcionalidades que usen otras personas y que les ayude en su trabajo.

No lo dudes más, averígualo por ti mismo.

Life si soft

Velneo es el entorno ágil para el desarrollo
de aplicaciones empresariales

DESCARGAR VELNEO

3 Responses to "Programación en Velneo: la diferencia entre un programador y un usuario avanzado"
  1. [N3] ereitmann dice:

    Hola, yo comencé igual

  2. [N3] agendar_obras dice:

    Excelente artículo

  3. Hola Ereitmann y Agendar_Obras

    Gracias por vuestros comentarios. Espero que disfutéis tanto de programar como yo.

    Un saludo

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies. Si continúa navegando acepta dichas cookies y nuestra política de cookies. Gracias. ACEPTAR

Aviso de cookies