Blog

Industria 4.0

Es probable que a estas alturas ya hayamos escuchado hablar de la Industria 4.0. O de la Cuarta Revolución Industrial. Y si no, pronto lo haremos y cada vez más.

Antes de profundizar en lo que significa y supone esta nueva expresión, vamos a repasar brevemente cuáles son y en qué consisten las Revoluciones Industriales que han ido transformando la industria y con ella nuestra forma de vida, a nivel económico, tecnológico y social, durante los tres últimos siglos.

(Primera) Revolución Industrial

Se inició a mitad o finales del S. XVIII en Gran Bretaña, extendiéndose en las décadas posteriores por la Europa Occidental y la América Anglosajona. Se caracterizó por el paso de una economía rural basada en la agricultura y el comercio, a una economía urbana, industrializada y mecanizada. O dicho de manera, supone el nacimiento y auge de la industria tal y como la conocemos, a través de fábricas y factorías que hacen uso de la energía para sus procesos.

Segunda Revolución Industrial

Iniciada entre finales del S. XIX y comienzos del XX. Se caracterizó por el comienzo de la producción en cadena, gracias a las nuevas innovaciones técnicas y fuentes de energía, junto a nuevos materiales y medios de transporte. Todo ello generó la producción en masa, que contribuyó a la primera globalización y a la internacionalización de la economía, disipándose así las fronteras para productos y capitales.

Tercera Revolución Industrial

Iniciada en el S.XXI y presente aún en la actualidad. El exponencial desarrollo y uso de Internet en todo el planeta, unido a la creciente digitalización de las instituciones y de los ciudadanos, sumado al impulso de las energías renovables y a los nuevos modelos de distribución y económicos basados en la investigación, caracterizan esta Tercera Revolución Industrial, también denominada Revolución científicotecnológica (RCT), por el peso de ambas parcelas en la misma.

La Industria 4.0

Cuarta Revolución Industrial o Industria 4.0, ¿qué es?

Como hemos visto en las Revoluciones Industriales anteriores, todas se caracterizan por la convergencia de nuevas innovaciones tecnológicas, nuevos sistemas energéticos, así como nuevos sistemas de distribución y paradigmas económicos. La Tercera Revolución Industrial aún no ha finalizado, ¿o sí?. Solo el paso de las próximas décadas, nos permitirá acotar con mayor precisión el final de la misma y el comienzo de la siguiente, que ya empieza a definirse como Industria 4.0.

Y el nombre no es baladí, hace un guiño a la nomenclatura de las versiones de software, pues será o es el gran protagonista de esta nueva revolución que está comenzando a dar sus primeros pasos, pero que está experimentando un crecimiento exponencial, de la mano de los avances científicos y tecnológicos. No en vano, solo en la parte tecnológica, en apenas los últimos 20 años, hemos visto como han crecido la telefonía, Internet o las Redes Sociales, a una velocidad impensable hace solo medio siglo. Si nos fijamos en otras áreas como la medicina, la aeronáutica o la investigación científica de bajo nivel, los avances en solo la última década también son espectaculares.

Respecto a los nuevos sistemas o fuentes energéticas de esta próxima Industria 4.0, nos encontramos con una apuesta total de las energías renovables, pero a diferencia de la concepción actual, no solo de manera concentrada, sino distribuida, por lo que los mismos edificios, vías y entornos podrán generar su propia energía y ser autosuficientes.

La distribución también está experimentando cambios de manera acelerada, tal es su crecimiento y evolución que en dicha industria ya se habla abiertamente de Logística 4.0, parte fundamental para el desarrollo de la nueva Industria 4.0. Una demanda cada vez más especializada, unida a una capacidad de análisis, desarrollo y distribución más específicas y selectas, configuran ese futuro que tantas veces hemos visto en las películas, donde los robots toman el protagonismo a la hora de fabricar o desarrollar y entregar los productos. Suena a ciencia ficción, pero es un panorama más que real, que está a la vuelta de la esquina.

Todo lo anterior nos conduce hacia un nuevo panorama económico, más global, abstracto e interdependiente que nunca, en el que incluso estamos asistiendo al nacimiento de las nuevas criptodivisas, una fusión entre economía y tecnología nunca antes vivida. Hoy en día, ya se pueden encontrar diferentes universidades españolas e internacionales que ofrecen un máster en Industria 4.0.

Tecnologías, desarrollo de software y aplicaciones en la nueva Industria 4.0

Hemos comentado los cambios energéticos, distributivos y económicos que parece definirás esta nueva Industria 4.0. Pero vamos a centrarnos en lo que más nos interesa en este blog, que son los cambios tecnológicos y como estos también generan una nueva necesidad en lo que a software y aplicaciones de gestión se refiere. Veamos algunos ejemplos.

Si hemos echado un vistazo al artículo citado anteriormente sobre Logística 4.0, ya tenemos una idea sobre las nuevas tecnologías que más van a evolucionar durante estas próximas décadas. Hablamos de la blockchain, del Internet de las Cosas (IoT), del Big Data o de la Inteligencia Artificial (IA). No obstante, el mismo se centra más en las aplicaciones logísticas de estas tecnologías, mientras que aquí vamos a repasar las relaciones de las mismas con el desarrollo de software y aplicaciones.

  • Blockchain: La cadena de bloques está cada vez más presente en diversos sectores y las aplicaciones informáticas de la misma son muy amplias. Y es que supondrá una importante ventaja el uso de blockchain para la gestión de datos en las aplicaciones empresariales, como los ERP. Nuestros clientes ya lo están utilizando.
  • Internet de las Cosas (IoT): Supone uno de los mayores cambios e impulsos relacionados con el desarrollo de software y aplicaciones, pues el destino de estas ya no solo serán los ordenadores y los smartphones, sino que vehículos, electrodomésticos y en general cualquier dispositivo electrónico será gestionado mediante una aplicación, que a su vez estará interconectada con otras y a la red. De ahí la necesaria llegada de la IPv6.
  • Big Data: Todos los diferentes dispositivos mencionados anteriormente, captan, gestionan y procesan información. Tanto en tiempo real, como asíncrono. Si juntamos toda esa información, nos encontraremos con volúmenes de información nunca antes conocidos en la historia de la humanidad. Sistemas capaces de analizar toda esa información y el desarrollo de protocolos y aplicaciones que permitan beneficiarse la misma, permitirán optimizar procesos y acciones al detalle.
  • Inteligencia Artificial (IA): Robots de nueva generación, como los cobots, los vehículos autónomos o los drones, la realidad aumentada o el Machine Learning son algunas de las disciplinas que podemos encuadrar dentro del amplio mundo que representa la inteligencia artificial. Hablamos de sistemas con capacidad de aprendizaje, que les permitirá optimizar su funcionamiento y rendimiento de manera autónoma.

Este nuevo panorama demanda nuevas posibilidades de desarrollo de software, entre las que están tomando fuerza la programación visual o las plataformas low-code para la automatización, dos aspectos en los que Velneo, completa plataforma de software de gestión en Español, tiene una amplia experiencia y recorrido.

Próximamente profundizaremos en cada una de las mencionadas tecnologías que conforman la próxima revolución 4.0.

 

2 thoughts on “Industria 4.0

  1. Gracias, DMartin:

    Hablando de blockchain y low-code, como desarrollador de mi ERP en velneo debo de cumplir esta exigencia publicada en el BOE en el RD 163-2019:

    «Certificado del fabricante del software de dosificación y carga en el que se certifique que la versión de su programa instalada en la planta asegura que los valores realmente pesados y suministrados de todos los componentes del hormigón coinciden con los valores registrados en el software y en los albaranes de suministro. Es decir, el fabricante del software debe certificar que el sistema informático instalado en la planta no permite ninguna diferencia entre los valores de la carga registrados en la aplicación y los realmente suministrados, y no debe facilitar ningún medio para que el suministrador del hormigón pueda modificar dichos registros. »

    ¿Cómo crees que se podria dar credibilidad, pudiera considerarse blockchain, a esta premisa en velneo?

    Saludos
    Ceferino

    Apasionado de la industria 4.0

    1. Hola Ceferino, gracias a ti por comentar.

      Para poder cumplir con la exigencia del BOE, deberán proporcionarse mediante programación los mecanismos necesarios que permitan asegurar dicha información.

      Un ejemplo podría ser creando un log transaccional donde se registren cada uno de los movimientos que lleve a cabo el software en cuestión, permitiendo así realizar la trazabilidad de cualquier cambio o alteración que se realice.

      Efectivamente una de las interesantes características que ofrece la tecnología blockchain, es la inmutabilidad y trazabilidad de los datos almacenados en la cadena de bloques, permitiendo localizar cadenas históricas de los registros realizados, quedando constancia de cualquier modificación posterior que pueda sufrir.

      Como comentábamos en este artículo sobre blockchain y gestión de datos, diversas aplicaciones de sectores como el logístico, el farmacéutico o el alimentario ya están aplicando integraciones de esta tecnología para mejorar la trazabilidad de sus cadenas de suministro.

      Por resumir, creo que tanto de manera nativa desde la propia plataforma Velneo, como contando con otras tecnologías como blockchain, sería posible aportar esa necesaria credibilidad que exige la normativa que me indicas.

      Aprecio que te haya gustado el artículo y aprovecho para enviarte un saludo.

      Atentamente,
      David.

Dejar un comentario