BLOG

Historia de ERP: pasado, presente y futuro

Por [N4] esaa el | Añadir comentario

Hoy en día, cualquier empresa que quiera ser competitiva y rentable necesita, entre otras cosas, tener un ERP (Planificador de Recursos Empresariales, del inglés, Enterprise Resource Planning) con el que gestionar sus procesos de negocio. Estamos en la era de la transformación digital y como explicaré más adelante, lo que hasta ahora se entendía como suficiente, tener toda la información centralizada en una aplicación de gestión, ya ha quedado obsoleto, las necesidades de la empresa moderna van mucho más allá, el presente y el futuro del ERP se basa en la interacción con múltiples fuentes de datos y nuevas tecnologías, que le darán un valor añadido, como nunca se ha visto.

Los orígenes del ERP

Aunque podamos pensar que los sistemas de planificación de recursos empresariales, son un invento reciente, tenemos que saber, que sus inicios datan de la década de los 40 del siglo pasado y que como otros inventos, nacieron de las necesidades que los militares tenían en ese momento. Creo que merece una mención especial antes de saltar a esa década, la creación por Thomas J. Watson en 1924 de IBM, es curioso que la precursora de los sistemas ERP no haya basado su modelo de negocio en ello y que con el tiempo lo haya abandonado totalmente.

Años 40 y 50. Origen de ERP actual

A finales de la Segunda Guerra Mundial, el ejército de Estados Unidos empezó a usar programas informáticos para gestionar las complejas tareas de producción y logística del esfuerzo bélico. Aplicarlos a la industria era aún inviable porque solo las instituciones militares tenían computadoras en esta época. Sin embargo, dichas aplicaciones de planificación militar se consideran el origen de los actuales ERP.

Década de los 60. Se adapta al mundo civil

La aparición de las primeras computadoras comerciales para empresas marcó el inicio de una nueva forma de gestionar la información en los negocios. En esa época, lo habitual era que el software básico se entregara con la compra del hardware, aunque luego se podían contratar desarrollos a medida para adaptarlo a las necesidades de cada compañía. De esta forma llegaron a las empresas las primeras aplicaciones básicas BOM (Listas de Materiales, en inglés) o los ya más sofisticados software IMC (Gestión y Control de Inventarios, en inglés), que adaptaban al mundo civil las herramientas de planificación desarrolladas por los militares en la década anterior. En este periodo también empezó a resultar evidente que vender programas podía ser un excelente negocio y surgieron las primeras compañías dedicadas a desarrollar software.

Década de los 70. Nacen SAP y Oracle

En una época caracterizada por la incipiente escasez de ciertas materias primas como el petróleo, hicieron su aparición los programas MRP (Planificación de Necesidades de Materiales, en inglés) de la mano de IBM. A diferencia de las aplicaciones de la década anterior, eran capaces de controlar no sólo dónde y cómo se usaban los materiales, sino también de prever cuándo iban a ser necesarios y en qué cantidad. Por eso los MRP se consideran los antecesores más directos de los ERP, aunque seguían estando enfocados sobre todo a la planificación y el control de la producción. En esta década también se fundaron la mayoría de los proveedores de ERP que conocemos actualmente, como SAP (1972), Oracle y J.D. Edwards (1977) o Baan (1978).

 

Década de los 80. Boom de la Informática

Los programas que usaban las empresas para planificar su producción evolucionaron para empezar a incluir otros ámbitos además de las materias primas. Pasaron a denominarse MRP-II (Planificación de Recursos de Producción) e introdujeron algunos aspectos financieros como el coste de adquisición de las materias primas, el coste de la mano de obra, los costes logísticos, etc. Los MRP fueron el origen de algunas compañías nacidas en esa época que luego se especializaron en el desarrollo de ERP. Por ejemplo PeopleSoft, creada en 1987 y adquirida posteriormente por Oracle (al igual que la más antigua J.D. Edwards). Otras compañías evolucionaron hacia el negocio los ERP a partir de la elaboración de programas financieros, como es el caso de la firma Sage, que fue fundada en 1981 en pleno «boom» de la informática.

 

Década de los 90. Nace el ERP

Es la década en la que nace el ERP tal y como lo conocemos hoy. Se atribuye a la consultora Gartner haber acuñado el término «ERP» (Sistema de Planificación de Recursos Empresariales, en inglés) para definir los nuevos programas de planificación empresarial que llegaban al mercado y cuyo alcance superaba ampliamente los ámbitos tradicionales de la fabricación y las finanzas, por lo que no tenía sentido seguir llamándolos MRP. Según este enfoque, más que un sistema de planificación, un ERP consistía en un sistema de información con la capacidad de respaldar las decisiones tomadas en cualquier área de la compañía. Por lo tanto, ya no se trataba de software exclusivo para empresas de fabricación, sino que podía ser utilizado por negocios de cualquier tipo. Este cambio de paradigma coincidió con la aparición de nuevas empresas de software que desarrollaban ERP alternativos a los grandes fabricantes, como la española Solmicro (fundada en 1994).

 

Año 1999. Con el nacimiento de SALESFORCE se inicia el imparable modelo SaaS

Salesforce número uno hoy en día en soluciones CRM en el cloud, fue creada por Marc Benioff, exejecutivo de Oracle, en un tiempo en el que poco se hablaba de computación en la nube, marcó el camino a seguir a las demás empresas que se basaban en el modelo tradicional de implantación en local.

 

A partir de año 2000 se popularizan los ERP

Los ERP se popularizaron y empezaron a integrar funciones que hasta entonces realizaban otras aplicaciones, como la gestión de las relaciones con los clientes (CRM) o la gestión de la cadena de suministro (SCM). Eso llevó a algunos autores a proponer una nueva categoría denominada «Extended ERP» o ERP extendido, para referirse a los productos lanzados en esa década, que iban mucho más allá de la planificación de la producción y las finanzas. La popularización de estos software llevó a Microsoft a entrar en el mercado de los ERP con la compra de Great Plains en 2000 y de Navision en 2002. Ambas compañías fueron el origen de su actual solución ERP Dynamics, que actualmente es el tercer gran actor que compite en el mercado global de las multinacionales de los ERP, junto con las conocidas soluciones de los fabricantes SAP y Oracle.

En 2002 se crea la norteamericana INFOR, que a lo largo de esta década irá adquiriendo otras compañías incorporando soluciones ERP a su portfolio como MOVEX o BAAN. Este mismo año, Ollie Wight actualiza el término a: MRP II; siendo las siglas las mismas que en el caso de su antecesor (el MRP I) pero cambiando las palabras Material Requirement Planning por Manufacturing Resource Planning.

 

Año 2005. La tendencia del mercado ya es el Cloud y nacen los primeros ERP de Código Abierto

La tendencia se ha orientado hacia soluciones de software en la nube y se ha alejado de los modelos tradicionales de instalación en los servidores del cliente. Las soluciones de software cloud ERP proporcionan funcionalidades comparables a las del ERP local a un coste mucho menor. Un actor muy importante que nace este año en este mercado es Workday, que ofrece soluciones en la nube de Finanzas y RRHH a grandes compañías.

En estos años aparecen de los primeros ERP de código abierto como Odoo (conocido anteriormente como OpenERP y TinyERP) que empiezan a competir en el sector con unos costes más aquilatados ya que no se paga por las licencias y permiten a los distribuidores del producto personalizar el código.

 

Año 2007. Los grandes se lanzan a la compra de compañías de Business Intelligence

En apenas ocho meses de este año, tres empresas líderes en el área del business intelligence caen en manos de tres gigantes del sector. Hyperion en las de Oracle, Business Objetcs en las de SAP y Cognos en las de IBM. En total, el desembolso supera los 10.500 millones de euros.

El business intelligence hace referencia al software que permite a las compañías extraer datos desde distintas aplicaciones para obtener información que les facilite la toma de decisiones en tiempo real; decisiones que pueden afectar a la cuenta de resultados de las empresas. Pero, ¿tan atractivo es como para desembolsar estas cifras multimillonarias? Parece que sí. Sobre todo si se escucha a empresas como Renfe, que ese año reconocía en un foro organizado por Information Builders, otro actor del sector, que se han dado casos de reuniones de su consejo de administración en el que los miembros se han presentado con datos sobre la sociedad que no coincidían porque habían sido extraídos de fuentes distintas de la empresa.

Pese a lo sorprendente del tema, los fabricantes de software aseguraban que es algo muy común, dado que la información crece a ritmos exponenciales dentro de las empresas, y si no se gestionan adecuadamente, resulta inútil para la toma de decisiones, explicaban desde IDC. Esta consultora aportaba un dato revelador: la información almacenada por las compañías en todo el mundo en 2010 alcanzó el entorno de los 120.000 petabytes . Este crecimiento viene a demostrar que la intuición no es suficiente para tomar decisiones en los negocios, según apuntaba Tom Davenport, profesor del Babson College de Boston, en una entrevista con The Wall Street Journal.

 

Llegamos al Presente del ERP

Hoy en día la comercialización de soluciones ERP o CRM en modo SaaS (Software como Servicio) se ha consolidado, para que nos hagamos una idea de su evolución en los grandes fabricantes de ERP, sólo dar un dato revelador, SAP hoy cuenta con más de 200 Millones de usuarios en el Cloud. Gracias a ello, la movilidad no es un problema, disponemos de nuestro puesto de trabajo desde cualquier ubicación y desde cualquier dispositivo.

Por otro lado, las soluciones ERP de Código Abierto son una realidad, Adempiere, Apache OFBiz, Dolibarr, ERPNext, Metasfresh, Odoo, Openbravo, WebERP, son algunas de ellas. El propio Velneo cuenta con un FrameWork de código abierto llamado vERP y su versión para Latinoamérica vERP Latam, que facilita el despliegue en muy poco tiempo de aplicaciones ERP creadas con su lenguaje.

 

Futuro de los sistemas ERP

Ahora hablemos de las tendencias presentes y futuras que se integran o se integrarán con las soluciones ERP.

Ecommerce y Omnichannel Retail

El comercio electrónico fruto de la aparición de Internet, permite a cualquier empresa del mundo poner sus productos a la venta en un mercado global, eso ha hecho que la integración con los sistemas de gestión empresarial sea una necesidad ya que es una nueva fuente de ventas que debemos integrar y gestionar. De esa integración surge el concepto de la omnicanalidad, en contraposición con el concepto de multicanal donde cada canal de venta es independiente. La omnicanalidad nos permite tener integrados todos los canales de venta para que optimizando los recursos logísticos de los que disponemos, suministrar al cliente el producto que ha comprado en el menor tiempo posible y con el menor coste operativo para la empresa. En este modelo, están integrados todos los almacenes, tanto centrales como los de las tiendas, de igual forma, la recepción de pedidos se integra desde sus diferentes orígenes, tienda Web, App móvil o tienda física y se canalizan los envíos para que un cliente pueda recoger su pedido en una tienda física o en su propia casa, tratando así de generar sinergias de venta nueva, ya que si recoje en tienda, puede realizar nuevas compras además de haber ahorrado en el envío, ya que mezclo lo que es reposición de tienda con pedidos de cliente.

Análisis Predictivo

Ya sea en modelo tradicional on premise o cloud, código libre o basado en licencias propietarias, lo que hoy demanda el mercado es la combinación de tecnologías y fuentes de datos en un único punto, el ERP, que posteriormente nos permita analizarlos y nos ayude a la toma de decisiones. Si bien desde hace décadas, contamos con soluciones de Business Intelligence que nos proporcionaban Cuadros de Mando de la situación de nuestra empresa, hoy en día, se ha evolucionado y se seguirá haciendo, utilizando la Inteligencia Artificial que nos permitirá hacer un análisis predictivo de lo que va a ocurrir. Analítica predictiva es una forma de análisis avanzado que utiliza datos nuevos e históricos para predecir la actividad futura, el comportamiento y las tendencias. Implica la aplicación de técnicas de análisis estadístico, consultas analíticas y algoritmos automáticos de aprendizaje automático a conjuntos de datos para crear modelos predictivos que sitúen un valor numérico o puntuación en la probabilidad de que ocurra un evento particular. Todas las compañías del mundo tienen a su alcance soluciones de análisis de datos tan avanzadas y sencillas de usar que no saber lo que sucederá dentro de seis meses es pecado mortal.

IA, IoT, Machine Learning, Blockchain, Robótica, Realidad Aumentada…

Todo lo que se avecina de novedoso en el futuro del ERP tendrá relación con la Inteligencia Artificial, la Robótica, el Internet de la Cosas, el Machine Learning, el Blockchain, la Realidad Aumentada o la Realidad Virtual. La combinación de estas tecnologías ayudará a la automatización de los procesos de fabricación, a la gestión y recopilación de datos de múltiples dispositivos en remoto, a ceder la toma de decisiones a las computadoras en función a su aprendizaje, a tener canales más seguros de intercambio de información con Blockchain o a utilizar por ejemplo, Drones para leer el inventario de almacenes gigantescos mediante RFID.

El futuro en definitiva, está más cercano a lo que Stanley Kubrick nos proponía en 2001 Una Odisea del Espacio, donde la Inteligencia Artificial se volvía en contra de quien la había creado, esperemos que eso quede en mera ficción.

Velneo es el entorno ágil para el desarrollo
de aplicaciones empresariales

DESCARGAR VELNEO

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies. Si continúa navegando acepta dichas cookies y nuestra política de cookies. Gracias. ACEPTAR

Aviso de cookies