Blog

¿Cuál es la diferencia entre el cloud computing, el PaaS y el SaaS?

 

velneo-v7

Como muchos ya sabéis, Velneo además de ofrecer la posibilidad de poder servir los desarrollos en local (como siempre se ha hecho), está haciendo una fuerte apuesta para permitir que los programadores puedan alojar tanto las aplicaciones como los datos de los clientes en la nube y poder entrar a competir en ese nuevo y creciente mercado. Se abre la posibilidad de poder elegir entre desarrollar y ejecutar en local o en servidores remotos.

El término computación en la nube (cloud computing) lleva ya casi un año estando de moda, lo que a mi parecer significa que ha dejado de ser una moda y se ha convertido en una tendencia clara. Tendencia hacia dónde se dirigen ya muchas empresas. Ahora la discusión ya no radica tanto en saber si el cloud computing ha venido para quedarse o no –la respuesta obviamente es si-, sino en conocer bien el  alcance de la computación en la nube como concepto. De un tiempo a esta parte muchas empresas de nuestro sector han empezado a incluir el término cloud computing para todo en su material de marketing, tanto que en muchas personas dicho reclamo es más un término de buzz (que produce rechazo más que otra cosa) y parece un palabro difuso… ¿pero realmente qué engloba el cloud computing?

A la hora de definir computación en la nube hay una linea de pensamiento que parece haber cuajado más que el resto. Según muchos expertos, el cloud computing es la abstracción, el genérico, de algo que se puede dividir en tres capas: la infraestructura en la nube como servicio, el PaaS y el SaaS. Además, hay un informe de Gartner indica que efectivamente se usa cloud computing para referirse al gran marco, al todo, pero que existe una diferencia real entre SaaS, PaaS y computación en la nube.

Imaginemos pues que la infraestructura en la nube, el PaaS y el SaaS son tres capas de un mismo pastel llamado cloud computing.

  1. La base del pastel sería la infraestructura en la nube (que muchos denominan IaaS). Esta capa es computación en sentido estricto. Supone una evolución del hosting web y de los servidores virtuales privados. Mediante máquinas virtuales (como las que ofrece Amazón WS) se ofrecen servicios de almacenamiento en disco y de bases de datos entre otros. Esta virtualización deriva en grandes ventajas permitiendo escalabilidad (fácilmente puedes escalar o desescalar los sistemas a nivel de infraestructura según tus necesidades en cada momento) y low cost del hardware (la virtualización es más barato que le hardware tradicional).
  2. El PaaS es la capa intermedia, reside entre el IaaS y la aplicación en SaaS. Toda aplicación necesita un entorno sobre el que ejecutarse. Dicho entorno se puede componer de servidores web, de servidores de aplicaciones, de bases de datos, etc… Aquí es dónde encaja Velneo V7.  Todo esto necesita ir bien envuelto en servicios tales como la monitorización de las aplicaciones, copias de seguridad y otro tipo de optimizaciones y mejoras. El ejemplo más conocido es Google App Engine.
  3. La tercera capa es SaaS. Se podría denominar el client-end de todo este tinglado, ya que el software como servicio está dirigido al usuario final de las aplicaciones. Para acceder a ella se necesita una conexión a Internet y en muchos casos se accede a las aplicaciones por el navegador web. El ejemplo más socorrido es Salesforce, cuya trayectoria como empresa ha sido espectacular en los útimos dos años. En Velneo serían las aplicaciones finales, usadas por los clientes de nuestros clientes, y alojadas en servidores remotos.

Hay otras formas de definir el cloud computing. Si el criterio es definir según para quién están enfocados los niveles dentro del cloud computing, se puede decir que tanto el IaaS como el PaaS son para programadores y empresas que desarrollan software y servicios, mientras que el SaaS está orientado a usuarios finales.

En conclusión, creo que existe cierta confusión generalizada cuando se habla de cloud computing, pero la realidad nos dice que no debería de ser tan complicado.

Como hemos visto y descrito, sólo hay tres servicios que se basan en cloud computing: IaaS, PaaS y SaaS. Esta definición puede ser más o menos restrictiva según vayamos añadiendo criterios a la definición. Un enfoque más restrictivo nos llevaría a incluir en la definición requerimientos tales como la escalabilidad masiva o el multitenancy, pero siempre sería a mayores de lo expuesto arriba.

4 thoughts on “¿Cuál es la diferencia entre el cloud computing, el PaaS y el SaaS?

  1. @Raul:

    En realidad creo que tener el cliente como un programa aparte o conectarse a través de un navegador web es una cuestión de gustos.

    Se me ocurre que si te rompe el navegador y no tienes otra forma de enganchar al cliente con la aplicación puedes tener un problema… pero creo que es una cuestión de gustos. Conectarse desde un navegador a una aplicación permite mucha flexibilidad, te conectas desde dónde quieras sin mucho lios y sin tener que instalar un vClient, por ejemplo…

  2. A mi se me ocurren un par de ellas:

    -Lo mismo que se desarrolla para cliente «local» es lo mismo que se sirve por internet, con todas sus utilidades, es decir, no hay que hacer desarrollos web, ni java, ni na… Precisamente lo que más valoro de Velneo es su productividad a la hora de programar.

    -Hay muchísimos navedadores web diferentes, con lo que hacer una aplicación de gestión empresarial que funcione bien en todos es casi utópico, es más, la web no está diseñada para aplicaciones empresariales y Velneo si.

    Me imagino que también habrá inconvenientes, esos los pienso otro día :,)

    Saludos

Dejar un comentario