Blog

Diferencia entre low-code y no-code

Guía indispensable para ser un buen analista-programador. Base de datos

Low-code y no-code: ¿cuál es la diferencia real entre ambas?

A primera vista, es fácil confundir el low-code y el no-code. A uno le puede parecer lo mismo. Incluso las grandes empresas de analistas como Gartner parecen tener dificultades para diferenciarlos.

Pero hay varias diferencias muy significativas entre las plataformas low-code y no-code. Si estás considerando dejar el desarrollo de aplicaciones de forma tradicional, o incluso si sólo quieres probar el desarrollo de aplicaciones de una forma más visual, es buena idea saber que existen grandes diferencias entre el low-code y el no-code.

¿Qué es el low-code y cómo se usa?

Empecemos con el concepto low-code. El desarrollo low-code o de poco código es una forma en que los desarrolladores diseñan aplicaciones rápidamente y con un mínimo de programación manual.

Puedes echarle un vistazo en profundidad a lo que significa programar en low-code.

El uso de una plataforma de poco código es similar a un IDE (entorno de desarrollo integrado) en el sentido de que contiene una serie de funcionalidades que complementan la forma de trabajar de los desarrolladores y las herramientas que necesitan.

Pero, es mucho más que un IDE tradicional. En pocas palabras, el low-code es el desarrollo visual de código existente para crear aplicaciones, como si fuese un «lego» en la que cada bloque tiene código propio que no es necesario tocar.

Dado que puede reemplazar completamente el método tradicional de programación manual de una aplicación completa, los desarrolladores experimentados pueden trabajar de manera más inteligente y rápida, sin tener que ocuparse de la programación repetitiva. En cambio, pueden centrarse en crear ese 10% de la aplicación que la hace diferente al resto y que aporta valor al cliente.

La alternativa es escribir miles de líneas de código y sintaxis complejos (y luego depurarlos). Evitando esto y creando aplicaciones visualmente, puedes desarrollar aplicaciones mucho más rápido y sacarle el máximo provecho a tu equipo de desarrolladores.

Ventajas de programar low-code

Ya hemos escrito sobre este tema anteriormente en el artículo Plataforma low-code: ¿es para programadores? pero aquí resumiremos en cuatro ideas los principales beneficios de programar usando un enfoque de desarrollo visual:

  • Velocidad de desarrollo: usando low-code se pueden crear aplicaciones para múltiples plataformas simultáneamente y mostrar a los implicados productos mínimos viables en semanas o incluso días.
  • Optimización de recursos: si trabajas en un proyecto grande, con low-code ya no tienes que depender de desarrolladores con conocimientos especializados en temas muy técnicos de programación, lo que significa que las cosas se hacen más rápidamente y a un menor costo. Con low-code inviertes el 80% del tiempo en entender las necesidades del cliente y en analizar los requisitos de cada empresa. Programar con poco código el otro 20%.
  • Poco riesgo y un alto retorno de la inversión: con tecnologías de desarrollo de poco código, los procesos de seguridad de la bbdd son sólidos, y la integración de los datos y el soporte multiplataforma ya están incorporados de serie y pueden personalizarse fácilmente, lo que implica menos riesgo y más tiempo para concentrarse en el negocio del cliente.
  • Despliegue rápido: los día del lanzamiento y despliegue de un aplicación pueden suponer una experiencia angustiosa. Con plataformas low-code, las pruebas de impacto previas al despliegue aseguran que las aplicaciones funcionen como se pretende. Y si hay algún comportamiento inesperado, puede hacer retroceder en los cambios con unos pocos clics.

¿Y el no-code qué es?

Las soluciones sin código (no-code) se diseñan para los desarrolladores ciudadanos que no conocen, ni necesitan conocer, ningún lenguaje de programación real para utilizar el producto.

Todo lo que el proveedor de la plataforma no-código considera que el usuario no programador necesita para crear una aplicación, ya está incorporado en la herramienta.

Las soluciones sin código son similares a las plataformas de blogs populares (WordPress) y a las empresas de diseño de sitios web de comercio electrónico que tienen páginas prefabricadas que se pueden utilizar para lanzar un blog o un negocio en cuestión de minutos.

Sin embargo, las aplicaciones generadas con herramientas sin código suelen ser muy difíciles de personalizar y no tienen una funcionalidad especializada, lo cual puede ser problemático si se necesita abordar los retos que plantea la digitalización de las empresas.

Además, la mayoría de las plataformas sin código se diseñaron inicialmente para resolver un solo problema empresarial, como la gestión de procesos empresariales (BPMs).

En conclusión, a diferencia de las plataformas low-code, las plataforma sin código no son para programadores ni exigen saber de programación.

Diferencia entre low-code y no-code 1

¿Cuál es la diferencia entre Low-Code y el No-Code?

Hay literalmente cientos de pequeños detalles y funcionalidades que diferencian a las plataformas low-code de las soluciones no-code. La mayoría de ellos no son aparentes en cuanto a la interfaz de usuario, que es de donde proviene gran parte de la confusión entre ambos enfoques.

Pero, si limitamos nuestra discusión exclusivamente al acto de desarrollar aplicaciones, el perfil de los usuarios y lo que necesitan desarrollar, pueden orientar su preferencia hacia el low-code frente al no-code.

No-code

Las soluciones sin código sólo se dirigen al usuario empresarial o al desarrollador ciudadano.

La mayor ventaja de las plataformas sin código es que requieren muy poca capacitación, por lo que cualquier persona de una empresa con conocimientos técnicos puede crear rápidamente aplicaciones empresariales.

La desventaja es que puede fomentar la creación de tecnologías de la información en la sombra: una situación en la que las personas están desarrollando aplicaciones sin la debida supervisión o consideración.

Como es de esperar, los resultados pueden provocar problemas de seguridad, problemas de cumplimiento, problemas de integración y aplicaciones mal diseñadas que, en el mejor de los casos, utilizan más recursos de los necesarios y, en el peor de los casos, ahuyentan a los usuarios finales de la aplicación y el software cae en desuso.

Low-code

El low-code está diseñado para servir tanto a los usuarios de empresa como a los desarrolladores profesionales.

Para los usuarios empresariales, la creación de aplicaciones útiles y cuidadosamente diseñadas bajo la orientación experimentada del departamento de informática ofrece los beneficios de ampliar las capacidades y el alcance del equipo de informática, pero con controles y supervisión.

Para los desarrolladores profesionales, la principal ventaja es la posibilidad de trabajar de forma más rápida y eficiente utilizando un entorno basado en tecnología visual, a la vez que se les permite programar a mano cuando sea necesario, lo que significa que el eterno retraso de las aplicaciones necesarias en la empresa del cliente se reduce, mientras que el valor empresarial de tu empresa de desarrollo crece frente a los grandes dinosaurios del sector.

Low-code frente al no-code: ¿cuándo usar una o la otra?

Ambas plataformas, las de poco y ningún código, están diseñadas con la misma idea en mente: rapidez de desarrollo. Y aunque a distancia se parecen, la realidad es que cada una sirve para fines muy diferentes.

El low-code es bueno para desarrollar aplicaciones complejas que ejecuten procesos importantes, a menudo de misión crítica, y que se sitúan en el «core» o núcleo de las empresas. También se utiliza para crear aplicaciones móviles y web independientes que pueden o no requerir integraciones avanzadas. De hecho, puede utilizarse para casi todo.

Por el contrario, las limitaciones del no-código significan que sólo debe ser usado para casos de uso de front-end por personas que no saben programar.

En un mundo en el que todo tiene que producirse con mayor rapidez, tanto las plataformas low-code como las no-code pueden suponer una ventaja competitiva para los desarrolladores y las organizaciones que los emplean.

Sin embargo, a menos que se desarrollen sólo las aplicaciones muy simples y que requieran poca personalización, el low-code siempre será la mejor opción.

Artículos relacionados: Plataforma low-code: ¿es para programadores?, ¿Qué es una plataforma low-code?Guía para elegir una tecnología de desarrollo low-code, Desarrolladores de software de gestión comparten su experiencia programando con el entorno de desarrollo Velneo, Cómo desarrollar software sin programar código, Por qué los desarrolladores no deberían descartar las plataformas de poco código

Dejar un comentario