BLOG

Guía para elegir una tecnología de desarrollo low-code

Por [N1] alores el | Añadir comentario

Low-code, nada nuevo bajo el sol

 

El desarrollo de aplicaciones con tecnologías de poco código no es algo nuevo, pero la confluencia de disrupciones tecnológicas y digitales ha dado lugar a una gran cantidad de herramientas para satisfacer la creciente demanda.

Ahora el término «low-code» se ha puesto de moda, pero en realidad no es nada nuevo.

El término en sí,»desarrollo de aplicaciones de poco código», no existía hasta hace unos años, pero el concepto ya tiene varias décadas.

En las empresas y PYMES existe desde hace mucho tiempo la noción de «usuario avanzado» o «desarrollador ciudadano», es decir, usuarios de empresas que ven una oportunidad para optimizar un proceso y se encargan de crear sus propias aplicaciones.

Por ejemplo, en Visual Basic Clásico o en Velázquez Visual había muchos «desarrolladores ciudadanos» de ese perfil, y son tecnologías de hace más de 25 años. Eran usuarios que aprendían a desarrollar aplicaciones, pero centrándose en el análisis (más el qué que el cómo hacerlo).

Hasta hace poco, dichos usuarios solían incursionarse en tecnologías como la programación de Visual Basic for Applications (VBA) en Microsoft Excel.

Crecimiento de la demanda de tecnologías low-code

 

Según la macro-consultora Gartner:

  • Para 2024, el desarrollo de aplicaciones de poco código será responsable de más del 65% de la actividad de desarrollo de aplicaciones.
  • Hasta 2024, al menos el 75% de los esfuerzos de desarrollo de aplicaciones low-code se limitarán a proyectos de pequeña a moderada escala que apoyen cargas de trabajo no críticas para las misiones.
  • Para el año 2024, el 75% de las grandes empresas utilizarán al menos cuatro herramientas de desarrollo low-code tanto para el desarrollo de aplicaciones TIC como para iniciativas de «desarrollo ciudadano»

 

¿Es lo mismo el low-code que el no-code?

 

Las herramientas de poco código expanden esa filosofía a ya no sólo los trabajadores más conocedores de la tecnología, sino a casi cualquier empleado de la empresa que vea un problema o proceso de negocio que una simple aplicación pueda optimizar y resolver, y que se proponga crearla por sí mismo.

Eso es así porque en el espectro de tecnologías low-code entran también las no-code, para las que no es necesario saber absolutamente nada de programación.

Las oferta tecnológica de desarrollo «sin código» forma parte de este espectro de herramientas de poco código y están dirigidas principalmente a los desarrolladores ciudadanos que trabajan en empresas y buscan crear una solución a medida que cumpla con sus necesidades.

Pero esta ecuación tiene otra parte.

Low-code como herramienta para desarrolladores profesionales

 

El otro lado de la ecuación son los desarrolladores tradicionales y la TI, para los cuales estas plataformas de poco código están diseñadas para acelerar el desarrollo de software mediante la creación rápida de aplicaciones para casos de uso empresarial específicos.

En este lado del espectro, encajan tecnologías de programación para profesionales. El low-code engloba una gama tan amplia que se hace necesario diferenciar aquellas que están diseñadas para desarrolladores de nicho (por ejemplo, programadores de software de gestión empresarial) de aquellas que se destinan a personas que no saben nada de programación.

En lugar de gastar el tiempo y el esfuerzo manual para programar una aplicación desde cero que está compuesta de características y componentes comunes, las plataformas low-code permiten a los desarrolladores trabajar a partir de plantillas existentes y arrastrar elementos, formularios y objetos pre-programados para proveer a un departamento o equipo de trabajo en particular con la aplicación de gestión que necesita, con menos complicaciones con respecto al resto de tecnologías de desarrollo.

Como resultado, las plataformas de poco código están diseñadas para servir a ambos tipos de usuarios a la vez, siempre y cuando hagamos el distingo entre low-code y no-code.

En este artículo intentaremos a ayudarte a entender las diferentes categorías de herramientas poco código, y cómo seleccionar la más apropiadas según tus necesidades.

Por último, senalar que el artículo está lleno de acrónimos. He incluido una sección de acrónimos al final del post con lo que representa cada uno.

Consideraciones previas a la hora de elegir una tecnología low-code

 

Este artículo va dirigido a ese 75% de empresas de programación que según Gartner hará uso de este tipo de herramientas para el año 2024. Es decir, desarrolladores, analistas-programadores, jefes de desarrollo, etc.

Procuraré centrarme en herramientas low-code para el desarrollo de software de gestión, obviando las tecnologías no-code en la medida de lo posible, ya que desde mi punto de vista el «desarrollador ciudadano» no es un profesional de la programación, y este blog va enfocado a profesionales.

A este respecto, simplemente indicar que las herramientas no-code (sin código) orientadas a desarrolladores ciudadanos mínimamente capacitados a menudo terminan requiriendo personal informático capacitado para ciertos casos de uso.

Por lo tanto, se considera que las herramientas sin código son un subconjunto del mercado de herramientas de poco código más amplio, especialmente cuando las plataformas de poco código de tipo empresarial se esfuerzan cada vez más por dirigirse tanto a los desarrolladores profesionales como a «desarrolladores ciudadanos».

Dicho lo cual, para maximizar las ventajas de trabajar con tecnologías de poco código, los responsables de los proyectos de desarrollo deben:

  • Categorizar los casos de uso de aplicaciones para identificar aquellos más apropiados para el desarrollo de poco código y, a continuación, seleccionar las herramientas low-code adecuadas. Se debe elegir tecnología de low-code para los casos de uso que requieren un tiempo de lanzamiento al mercado más rápido que permitan a un desarrollador centrarse más en la problemática del cliente que en la tecnología de desarrollo. Una herramienta low-code te permite estar más tiempo con el cliente, aportando valor analizando el flujo de negocio del mismo.
  • Experimentar con herramientas de desarrollo low-code que forman parte de los productos SaaS existentes, pero sin intentar forzar su utilización más allá del alcance de sus capacidades. Las herramientas low-code son de nicho, para lo bueno y para lo malo.
  • Implementar software low-code poco a poco para aplicaciones de cliente final buscando de manera oportunista la agilidad de un proyecto y del negocio, pero garantizando que los modelos de licenciamiento de las herramientas estén alineados con el retorno de la inversión (ROI) y las expectativas de valor del negocio. El gran déficit de muchas (que no todas) de las herramientas no-code y low-code son los costes mantenimientos del software del cliente, ya que muchas son generadoras de código que complican mucho la realización de modificaciones y que en muchos casos suponen hacer el desarrollo desde cero otra vez. Es mejor empezar con proyectos pequeños para determinar la mejor política comercial (facturar por suscripción, por licenciamiento, por horas, etc.)

 

¿Por qué emerge con fuerza la tecnología low-code?

La productividad en el desarrollo de aplicaciones de software es crítica para la diferenciación y agilidad de la empresa. Las tecnologías utilizadas para la creación de aplicaciones siempre han tenido una importancia crítica.

El auge del negocio digital está impulsando una demanda cada vez mayor de creación de software para automatizar procesos nuevos y existentes, en contextos nuevos y, a menudo, en situaciones que cambian rápidamente.

Esto ejerce una enorme presión sobre los responsables de programación para que aumenten drásticamente la velocidad de entrega de las aplicaciones y el tiempo de puesta en valor.

Los fabricantes están respondiendo a esta necesidad con tecnologías de programación de poc código que tienen como objetivo aumentar la productividad reduciendo o evitando la necesidad de tener en plantilla cientos de desarrolladores especializados en la programación de software de gestión para empresas, perfiles que escasean y que no siempre hay disponibles en el mercado laboral.

Algunos informes han identificado a más de 200 fabricantes de soluciones low-code, muchos de los cuales citaremos más abajo.

 

La evolución de las tecnologías de desarrollo low-code

 

El desarrollo low-code no es nuevo; el término es, en muchos sentidos, un apodo moderno para las herramientas de desarrollo rápido de aplicaciones (RAD) que se introdujeron por primera vez en la década de los años 80.

Estas herramientas se introdujeron como alternativas a las plataformas tradicionales de desarrollo basadas en objeto texto. Las primeras herramientas RAD se centraban en métodos de desarrollo rápidos e iterativos en comparación con las técnicas tradicionales de cascada, lo que reducía los requisitos competenciales y aptitudinales de los desarrolladores con la contrapartida de una funcionalidad, una experiencia de usuario y un rendimiento más limitado.

Evolucionaron rápida y simultáneamente con otras innovaciones de la época; por ejemplo, entornos de desarrollo integrado (IDEs), interfaces gráficas de usuario (GUI), redes y arquitecturas cliente/servidor.

Específicamente, las primeras herramientas RAD desarrollaron la mecánica visual de drag-and-drop, modelos gráficos de datos y comportamiento, marcos arquitectónicos prescriptivos y componentes de plantillas.

Las características de la tecnología RAD se propagan rápidamente entre prácticamente todas las plataformas de desarrollo distribuidas.

Ciertos modelos visuales estándar de la industria evolucionaron durante este período, especialmente para aplicaciones (relaciones entre entidades para datos, diagramas de clase para la gestión de objetos, modelos de procesos para flujos de procesos y diagramas de transición de estado para máquinas de estado).

Esto llevó a un mercado de plataformas de aplicaciones basado en modelos, representado por los sistemas de gestión de procesos empresariales (BPMS), que surgió a partir de procesos desarrollados gráficamente para automatizar las operaciones comerciales y la gestión de casos, incluido el flujo de trabajo humano.

El mercado actual de sistemas de gestión de reglas de negocio (BRMS) ha evolucionado de forma similar, pero también a partir de una combinación de principios RAD y sistemas avanzados impulsados por la IA. El mercado emergente de los sistemas de gestión de decisiones (DMS) sigue adoptando esta combinación; por ejemplo, con el modelo de decisión más reciente de DMN.

Los hitos significativos en la evolución del desarrollo de aplicaciones low-code han sido la aparición de la web (para permitir el acceso distribuido a las aplicaciones) y la nube (para estandarizar los mecanismos de despliegue y permitir el consumo sin fricciones de herramientas de desarrollo de aplicaciones tipo PaaS).

Esto desembocó en dos vertientes dentro del mercado de herramientas de desarrollo de aplicaciones:

  1. Los fabricantes de RAD automatizaron los procesos de implementación de aplicaciones para minimizar la participación de los desarrolladores en la generación de aplicaciones. Sus aplicaciones podían entregarse en sus ofertas en la nube con una participación mínima del personal de programación correspondiente.
  2. Los proveedores de SaaS más importantes aprovecharon el low-code para permitir a los clientes realizar personalizaciones y extensiones de sus plataformas. Luego se convirtieron en proveedores de SaaS+PaaS que ofrecían tanto aplicaciones para usuarios finales en en empresas como herramientas para que los desarrolladores profesionales creasen nuevas aplicaciones.

Sólo las aplicaciones que son de muy gran escala (por ejemplo, que dependen de micro-servicios personalizados) o que contienen funcionalidades novedosas que requieren un desarrollo profesional muy cualificado se sitúan fuera de las funcionalidades de las herramientas de low-code. Las aplicaciones de equipos de trabajo siempre se han suministrado utilizando herramientas de «desarrollo ciudadano», como las hojas de cálculo.

Las aplicaciones de línea de negocio departamental creadas por desarrolladores vinculados a las unidades de la empresa han sido el área de crecimiento de las herramientas de desarrollo de poco código. Pero el aumento de la funcionalidad de la tecnología low-code también ha llevado a su adopción como plataforma de desarrollo de software empresarial sustitutiva: las herramientas de poco código siguen subiendo en la pirámide de las tecnologías de programación.

Fuera del desarrollo de aplicaciones para usuarios finales, hay otras áreas tecnológicas específicas que también están «democratizando» el desarrollo a través del low code. Por ejemplo, tenemos en cuenta la integración SaaS (iSaaaS), para la cual la mayoría de los proveedores proporcionan un desarrollo de integración simplificado que permite a los no especialistas crear integraciones.

La importancia del desarrollo low-code seguirá creciendo apoyándose en:

  • La necesidad de que las TIC y las empresas de alinearse más estrechamente y cooperar en prácticas de desarrollo rápidas, continuas y ágiles, incluidos los sistemas de innovación de DigitalOps y Modo 2.
  • La necesidad de aumentar la productividad y el volumen de nuevas aplicaciones.
  • La brecha cada vez mayor entre la disponibilidad y la demanda de habilidades de desarrollo de software.
  • La creciente complejidad de las aplicaciones debido a las demandas de las iniciativas empresariales digitales, lo que fomenta una mayor abstracción en los desarrollos.

 

Clasificación de tecnologías de desarrollo low-code

Los responsables de desarrollo deben tener en cuenta que las tecnologías de desarrollo low-code no constituyen un mercado ni un segmento único. De hecho, el low-code cubre un espectro de funcionalidades de desarrollo de software que fomenta y, de muchas maneras, impone procesos de desarrollo rápidos, iterativos o ágiles a un gran número de segmentos de mercado potenciales.

La combinación de tecnología y procesos, a su vez, tiende a atraer a los desarrolladores que:

  • Tal vez tengan habilidades, experiencia o competencias mínimas en el desarrollo de software,
  • Están bajo presiones extremas para entregar soluciones «mínimamente viables» o «suficientemente buenas» lo más rápido posible, y/o
  • Tienen la necesidad de evolucionar una aplicación de forma continua y rápida en respuesta a requisitos volátiles y cambiantes.

Hasta la fecha, podemos identificar tres segmentos de mercado principales que cubren y se solapan en el espectro de las tecnologías de desarrollo low-code:

  1. Plataformas de desarrollo de aplicaciones low-code (LCAPs, del inglés Low-code application platforms) – Esta es una nueva categoría que abarca las aplicaciones de alta productividad PaaS, así como las herramientas RAD y RMAD. El objetivo es proporcionar un rápido desarrollo, implementación y ejecución de aplicaciones a través de servicios declarativos basados en modelos y metadatos. Este mercado incluye herramientas de desarrollo de aplicaciones sin código auto-generado (las no-code a las que nos referíamos arriba) y representa colectivamente el mayor segmento de proveedores de tecnología low-code.
  2. Plataformas de desarrollo multiexperiencia (MXDPs) – Estas soluciones proporcionan a los desarrolladores profesionales (y a veces a los desarrolladores ciudadanos) un conjunto integrado de herramientas de desarrollo front-end y servicios back-end que permiten el desarrollo escalable de aplicaciones adaptadas a las necesidades específicas de empresas y usuarios finales. Cubren aplicaciones móviles personalizadas, aplicaciones web con capacidad de respuesta y aplicaciones web progresivas (PWA), experiencias de usuario inmersivas y soporte de aplicaciones conversacionales. El low-code es una funcionalidad en estas plataformas, pero muchos también soportan u ofrecen IDEs centrados en el código como JavaScript o XML.
  3. Sistemas de gestión de procesos y reglas de negocio/decisión – Este tipo de plataformas de desarrollo basadas en modelos (y por lo tanto low-code) permiten cambios dinámicos en los modelos y procedimientos operativos. Soportan la automatización de las operaciones de negocio a través de procesos (BPMS) y reglas/decisiones de negocio (BRMS/DMS). También se extiende a los BPMS inteligentes, incluyendo inteligencia continua y BPM dinámico. Mientras que el concepto «basado en modelos» implica «poco código», algunos de los modelos son complejos y muy especializados, lo que propicia modelos de procesos y decisiones sofisticados que pueden requerir el desarrollo por parte de expertos externos a modo de apoyo.

Algunos proveedores de estas herramientas de desarrollo aparecen en varios de estos segmentos de mercado, incluyendo las plataformas SaaS+PaaS. Por lo tanto, los responsables de desarrollo tendrán que sopesar la elección, buscando aquellas que mejor se adapten a las necesidades específicas, dadas las numerosas plataformas disponibles.

Criterios de evaluación para elegir una plataforma low-code

Los siguientes cuatro criterios pueden ayudar en la elección de este tipo de herramientas no-code:

  • Si la necesidad que se tiene es de un «desarrollo ciudadano» sin la ayuda de desarrolladores profesionales, se puede optar por un LCAP sin código (no-code), pero hay que tener en cuenta la limitada funcionalidad de las herramientas diseñadas exclusivamente para los desarrolladores ciudadanos. No es recomendable para empresas de desarrollo ni para profesionales.
  • ¿Se necesitan múltiples tipos de aplicaciones en entornos y dispositivos diferentes (por ejemplo, aplicaciones móviles, aplicaciones web progresivas, chatbots)? En caso afirmativo, se debe considerar la posibilidad de utilizar MXDPs habilitados para low-code para expandir o reforzar la UX de la aplicación a través de los distintos modos de interacción.
  • Si la necesidad que se quiere cubrir son procesos o decisiones empresariales complejas, continuamente actualizadas y gestionadas, incluida la gestión de casos, para la modelación de procesos y decisiones, se puede optar por un iBPMS y/o BRMS o DMS, junto con la ayuda de expertos en procesos aportados por el proveedor, pero hay que tener en cuenta que algunos de los beneficios de un low-code pueden estar restringidos en estas herramientas y que los costes pueden ser elevados.
  • Para todos los demás casos de uso de aplicaciones empresariales, se puede considerar un sistema LCAP (low-code) que puede ofrecer algunos o todos los requisitos de automatización de procesos y UX en una sola herramienta, posiblemente con funcionalidades muy asistidas y con un foco centrado en la productividad y el tiempo de entrega y no en el rendimiento absoluto del software.

Para empresas de desarrollo profesional recomendamos las plataformas low-code descritas en el punto 2 y 4 arriba.

Características de las herramientas de desarrollo low-code

Las ofertas de los fabricantes para todos los tipos de plataformas de desarrollo de poco código pueden ser analizadas en función de varias características principales. Estos son los principales criterios de evaluación de las herramientas y plataformas de bajo código. Los responsables del desarrollo deberán valorar los requisitos de sus aptitudes funcionales en relación con cada característica:

  1. Tipo de despliegue. las herramientas para el desarrollo y el despliegue pueden ser en local, o en la nube tipo SaaS/PaaS, o en ambas.
  2. Tipo de desarrollador. determinar si el uso es para un desarrollador profesional está buscando RAD, un desarrollador con conocimiento técnico no programador (como por ejemplo un analista de negocios con conocimiento de TI), o un desarrollador empresarial ciudadano ni técnico ni programador (que requiere un enfoque asistido sin código (un no-code), o alguna combinación de los mismos.
  3. Front-end versus back-end. Determinar si se requiere sólo un nuevo UX o un nuevo proceso de back-end, o ambos, para una aplicación full-stack. La automatización de procesos back-end puede incluir flujo de trabajo o beneficiarse de un diseño de procesos y un enfoque de entrega gestionados al estilo BPM.
  4. Experiencia del usuario. Normalmente se requiere complejidad y sofisticación de la UX, normalmente mayor para las aplicaciones B2C, pero generalmente va en aumento para todas las aplicaciones. Para un foco en UX multimodal, un enfoque MXDP puede ser el mejor, mientras que para aplicaciones B2E internas puede ser suficiente un simple enfoque basado en formularios web.
  5. Sofisticación de los servicios. Las aplicaciones pueden ir desde crear, leer, actualizar y eliminar (CRUD) operaciones de datos hasta aquellas que requieren integración o composición de múltiples servicios, incluyendo el procesamiento de eventos y el consumo para impulsar procesos.
  6. Orientación a un nicho de mercado. Mientras que muchas herramientas son genéricas en su enfoque, algunas se centran cada vez más en especializaciones como ERP, CRM y cadena de suministro, ya sea a través de aplicaciones SaaS relacionadas entre sí o simplemente a través de la evolución de la base de clientes.
  7. Ecosistema y partners, socios tecnológicos. Las características técnicas es en muchos casos un criterio insuficiente para la elección de una plataforma low-code, debido a que todas las plataformas tienen un alto nivel de competencia. Temas como el apoyo del fabricante, la disponibilidad de personal cualificado en esa plataforma, y oportunidades de formación, tiendas de aplicaciones y comunidades de desarrolladores, y la calidad de los partners que prestan servicios de desarrollo pueden ser más importantes que la simple evaluación del producto.
  8. Gestión y agilidad. La capacidad de medir KPIs para el negocio, así como para el desarrollo de aplicaciones y el uso de recursos, es una ventaja cada vez mayor para muchos usuarios. Las plataformas están desarrollando características opcionales que coinciden con las características de BPM, como el registro de los objetivos de la aplicación y la gestión del ciclo de vida completo de la aplicación.
  9. Metodología del ciclo de vida del desarrollo de software (SDLC). El hecho de si ofrece orientación para el proceso de desarrollo de aplicaciones, hasta e incluyendo la gestión de proyectos. El desarrollo asistido por IA también puede ser un requisito a estudiar.

 

 

Funcionalidades comunes de plataformas de desarrollo low-code

Las LCAPs (plataforma de desarrollo de aplicaciones low-code) representan el mayor segmento de mercado de estas plataformas. Los LCAPs soportan RAD, implementación y ejecución utilizando abstracciones de programación declarativas de alto nivel, tales como lenguajes de programación basados en modelos y metadatos, e implementaciones o despliegues de un solo paso.

Sus elementos tecnológicos comunes incluyen:

  • Un diseñador de capas de interfaz de usuario centrado en modelos/metadatos que permite (al menos) diseños básicos de aplicaciones CRUD, preferiblemente con poca o ninguna codificación.
  • Soporte para definiciones básicas de estructura de datos y acceso a almacenes de datos comunes (por ejemplo, RDBMS, NoSQL, archivo plano) con una base de datos incluida en la herramienta.
  • Acceso simplificado a servicios externos a través de sus REST, SOAP u otras APIs.
  • La envoltura de su lógica de proceso y datos subyacentes a través de APIs.
  • Soporte para un enfoque de modelo sobre código de reglas de negocio y desarrollo de lógica de negocio general.
  • Suficiente rendimiento y latencia de funcionamiento

Las herramientas de ámbito empresarial también deben incorporar características adicionales, tales como:

  • Escalabilidad para:
    • números de usuarios concurrentes,
    • cantidades de datos almacenados y
    • altas tasas de transacciones
  • Alta disponibilidad y recuperación ante incidencias
  • Seguridad de acceso a aplicaciones, APIs y datos almacenados
  • SLAs para desarrollo y, si es un cloud PaaS, despliegue en tiempo de ejecución
  • Seguimiento del uso de los recursos
  • Soporte técnico para desarrolladores y usuarios

 

Datos y listado de proveedores de tecnologías low-code

Los informes revelan que hay más de 200 proveedores de plataformas de desarrollo que se pueden catalogar como herramientas de desarrollo low-code.

En un informe de Gartner sobre estos proveedores low-code:

  • El ochenta y cinco por ciento se consideraba a sí mismo » full stack » cubriendo UX, lógica y datos, en lugar de especializarse en una parte de la aplicación
  • El noventa y seis por ciento considera que ofrece un SDLC completo, en lugar de sólo un acelerador para el diseño y el desarrollo.
  • El ochenta y ocho por ciento ofrece un despliegue en cloud , y el 62% ofrece un despliegue en local.
  • El ochenta y cuatro por ciento ofrece un IDE basado en web, frente al 30% que ofrecía un IDE de escritorio.
  • El setenta y ocho por ciento incluye una base de datos propia como parte de su herramienta.
  • Cuarenta y siete por ciento son generadores de código, que en la mayoría de los casos se define como «editable manualmente».
  • El setenta y nueve por ciento ofrece interfaces de usuario basadas en formularios, y el 62% ofrece interfaces de aplicaciones móviles; menos del 5% ofrecía chatbots.
  • El 95% se dirige a desarrolladores de unidades de negocio («desarrolladores ciudadanos de perfil técnico») en sus tres buyer personas principales de desarrollo; el principal buyer persona de desarrollo son los usuarios de empresas («desarrolladores de ciudadanos de perfil empresarial»), elegidos por el 40% de los proveedores.
  • El ochenta y seis por ciento se centra en el desarrollo de aplicaciones empresariales en sus tres casos de uso principales; éste también fue el caso de uso principal, elegido por el 50% de los proveedores.
  • El tipo de usuario final principal era B2E para el 55% de los proveedores; los porcentajes B2B y B2C eran del 20% y 25%, respectivamente.
Listado de fabricantes de plataformas de desarrollo low-code
ACTICO
FileMaker
N-LAB Software
Skuid
AgilePoint
Fliplet
Novacura
snappii
Alpha Software
GeneXus
Novulo
Software AG
AppGyver
Graphite GTC
Olympe
Thinkwise
Appian
Grexx
OpenText
TIBCO Software
AppSheet
GW Apps
Oracle
TrackVia
Arrayworks
Haulmont
OrangeScape
Twenty57
Axway
i-exceed
OutSystems
UGROUND
Barium
iTiZZiMO
ParaSQL
Velneo
Betty Blocks
Joget
Pegasystems
WaveMaker
bpm’online
Kintone
Plains Mobile
WebRatio
Bubble
Kony
Plasma
WEMAIK
Bubblz
LANSA
PowWow Mobile
Workday
Caspio
MatsSoft
ProntoForms
Xiaoshouyi
Cherwell Software
Mendix
Quick Base
Xojo
CitizenDeveloper
michaels, ross & cole (mrc)
Robocoder
XOne
Covius Technology Solutions
MicroPact
Salesforce
Dell Boomi
Microsoft
SAP
EachScape
MicroStrategy
Scopeland Technology
Enstar
Qalcwise
ServiceNow
Faveod
Neptune Software
Servoy
FHOSTER
Ninox Software
Simplicité Software

 

Acrónimos y Glosario de Términos del artículo

 

IA
inteligencia artificial
API
interfaz de programación de aplicaciones
B2B/B2C/B2E
de empresa a empresa/de empresa a cliente/de empresa a empleado (foco de aplicación)
BPM
gestión de procesos de negocio (disciplina)
BPMS
sistema de gestión de procesos empresariales (subconjunto de iBPMS)
BRMS
sistema de gestión de reglas de negocio
CRUD
crear, leer, actualizar, borrar (operaciones de base de datos)
DMN
Modelo de decisión y notación (modelo de decisión estándar)
ERP
planificación de recursos empresariales (tipo de aplicación)
GUI
interfaz gráfica de usuario
iBPMS
sistema inteligente de gestión de procesos de negocio
IDE
entorno de desarrollo integrado
iSaaS
software de integración como servicio (integración de desarrolladores ciudadanos)
KPI
indicador de eficiencia fundamental
LCAP
plataforma de desarrollo de aplicaciones low-code
MADP
plataforma de desarrollo de aplicaciones móviles
MXDP
plataforma de desarrollo de multi-experiencia
PaaS
plataforma como servicio
PWA
aplicación web progresiva (tecnología de interfaz de usuario)
RAD
rápido desarrollo de aplicaciones
RDBMS
sistema de gestión de bases de datos relacionales
REST
Transferencia del Estado de representación (protocolo)
RMAD
desarrollo rápido de aplicaciones móviles (plataforma)
ROI
rendimiento de inversión
SaaS
software como servicio
SDLC
ciclo de vida del desarrollo de software
SLA
acuerdo sobre el nivel de los servicios
SOAP
Protocolo de acceso a objetos simples (protocolo)
UI
interfaz de usuario
UX
experiencia de usuario

 

Si quieres recomendar o hablar sobre cualquier de estas tecnologías low-code o sobre estas plataformas de desarrollo de poco código, te invitamos a hacerlo en la sección de comentarios.

 

Artículos relacionados: ¿Por qué elegir una plataforma de desarrollo de aplicaciones empresariales? Elegir tecnología de programación5 formas de agilizar tus proyectos de desarrollo, ¿Qué es Velneo y por qué hemos sacado un curso sobre esta plataforma de desarrollo?¿Cuánto vale tu software?¿Cuál es el mejor software para programar software de gestión empresarial?

Velneo es el entorno ágil para el desarrollo
de aplicaciones empresariales

DESCARGAR VELNEO

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies. Si continúa navegando acepta dichas cookies y nuestra política de cookies. Gracias. ACEPTAR

Aviso de cookies