Blog

Plataforma low-code: ¿es para programadores?

Plataforma low-code: ¿es para programadores? 1

Muchas empresas de programación de software tienen una idea poco clara sobre la metodología low-code y todo lo que este tipo de desarrollo puede hacer por ellas.

Hasta cierto punto es normal. Las grandes corporaciones se inventan términos de marketing que se ponen de moda:

  • en los 90 fue RAD, el desarrollo rápido de aplicaciones,
  • posteriormente IDE, entorno de desarrollo integrado,
  • luego fueron las plataformas PaaS, plataformas de desarrollo como servicio,
  • y desde hace un año se nos habla de plataformas low-code.

Cada moda tiene sus peculiaridades, pero todas buscan venderte que te van a facilitar la vida y que vas a ganar más dinero. Lo difícil de las modas es predecir si se van a convertir en un estándar o si van a pasar a la historia como una simple moda fugaz. ¿Ha venido el low-code para quedarse en las empresas de desarrollo? ¿Las plataformas low-code son para programadores profesionales?

Con anterioridad ya hemos publicado ¿Qué es lowcode? y Cómo elegir un entorno de desarrollo lowcode. En este artículo intentaremos responder a algunas de las dudas que más frecuentes que surgen cuando tocamos el tema de las plataformas y los entornos de desarrollo low-code.

#1 ¿El lowcode es para programadores?

En otras palabras, ¿el lowcode es solo para los llamados desarrolladores ciudadanos? Si le hacemos caso a todo el ruido en torno al concepto lowcode, podemos llegar a la conclusión simplista que las herramientas de desarrollo lowcode son para personas que no saben programar, y que van a «empoderar» a cualquier empleado de la empresa para poder hacer cualquier desarrollo y prescindir así de la escasa oferta de desarrolladores que hay actualmente en el mercado.

Esta idea NO se corresponde con la realidad, ni mucho menos.

Ciertamente, algunas plataformas lowcode permiten a los usuarios de empresas crear aplicaciones sencillas. Pero las aplicaciones que conforman una verdadera transformación digital no son sencillas.

Son aplicaciones de alta disponibilidad, de uso en toda la empresa y de nivel empresarial que deben crearse rápidamente e integrado con los sistemas de información existentes en la empresa por desarrolladores expertos.

La presencia de desarrolladores profesionales es indispensable en el proceso de transformación digital a muchos niveles.

Una buena plataforma low-code proporciona herramientas que ayudan a los usuarios en empresas y a desarrolladores de aplicaciones empresariales profesionales a colaborar en los requerimientos de la aplicación y en las interfaces, de modo que juntos consigan crear una aplicación de gestión que satisfaga todas las necesidades de funcionalidad y usabilidad de la empresa en mucho menos tiempo que antes.

 #2 Con un entorno lowcode no hay que saber programar, ¿verdad?

Mentira. Como su propio nombre indica, son low-code, no sin código.

Las plataformas de programación lowcode son herramientas de desarrollo visual para que los usuarios expertos, los analistas y los desarrolladores puedan colaborar y diseñar rápidamente aplicaciones que satisfagan las necesidades de la empresa.

Las funcionalidades de arrastrar y soltar y las plantillas pre-programadas cubren los casos de uso más comunes, acelerando el desarrollo y liberando al equipo técnico para que se centre en la personalización que hace que cada una de las aplicaciones sea única y tenga un valor diferencial.

Esta interfaz visual sin programación es tan atractiva y tan poderosa que algunos piensan que eso es todo lo que ofrecen las plataformas de poco código.

Pero eso es sólo la punta del iceberg. Las plataformas low-code le permiten ir más allá de sus capacidades de diseño visual, de modo que se puede extender cualquier parte de una aplicación que se construya con ellas, aumentando su complejidad si fuera necesario. La mejor de ellas le permitirá mezclar sin problemas funciones diseñadas con un editor visual con otras que se programan utilizando código, ya sea del propio entorno low-code o no.

Por ejemplo Velneo, nuestra plataforma low-code toda en español, tiene su propio lenguaje de programación, y además soporta JavaScript. Puedes elegir programar en uno u otro lenguaje y además son interoperables.

#3 Los entornos low-code no permiten el trabajo colaborativo ni la reutilización del código

Vayamos por partes.

Los primeros RAD o IDE basados en desarrollo visual no se concibieron para el desarrollo colaborativo, ya que focalizaban en la productividad de los desarrolladores autónomos y no se planteaban esta necesidad. Por otro lado, las nuevas plataformas low-code permiten a los distintos equipos técnicos (usuarios expertos + programador) de la empresa desarrollar sus propias soluciones de forma independiente.

Esto permite que equipos aislados empiecen a ser productivos mucho antes, pero plantea problemas de eficiencia y colaboración. A la larga, cada equipo necesitará conectarse a los sistemas corporativos existentes, y desarrollo colaborativo o la re-utilización de código, cada equipo tendría que desarrollar su propia integración para conseguirlo.

Pero las plataformas de low-code ofrecen componentes re-utilizables y herramientas de colaboración. Velneo, como dijimos anteriormente, cuenta con una plantilla ERP. Es código empresarial abierto, para los programadores prácticos, y es totalmente reutilizable y personalizable. Es un componente más de la plataforma Velneo, no se trata de una aplicación final.

Por otro lado, servidor de edición de Velneo permite desarrollar aplicaciones, colaborativamente, a grupos de trabajo. El servidor gestiona automáticamente el bloqueo de proyectos que están siendo editados.

#4 El low-code es solo para desarrollar software sencillo

Esto es parcialmente cierto, ya que se pueden utilizar plataformas low-code para desarrollar aplicaciones sencillas como Gestión PYME. Pero puedes hacer mucho más que eso: robótica y producción, software hospitalario, o aplicaciones de alta disponibilidad como una plataforma online de venta de entradas de cine. 

Las plataformas low-code también son ideales para aplicaciones altamente escalables que admiten una lógica compleja, es decir, el tipo de aplicaciones personalizadas que soportan la transformación digital de una empresa o de un nicho completo.

No te equivoques, no hay soluciones mágicas. Se necesita un buen equipo de 2 ó 3 desarrolladores con habilidades de programación para hacerlo, pero cuando finalices el proyecto, verás cómo con una plataforma low-code te resultó relativamente cómodo desarrollar aplicaciones robustas, únicas y complejas con mayor rapidez que con herramientas de desarrollo convencionales o generalistas.

#5 No existe ninguna plataforma low-code totalmente en español

También es mentira.

Velneo es una plataforma completa de desarrollo, que se podría catalogar como low-code, y que sirve para el desarrollo de aplicaciones empresariales. La plataforma, el código y todos los recursos están todos en perfecto español. Nuestro equipo de soporte está disponible para atender tus dudas. Cuentas con el apoyo de documentaciónseminarios online y cursos.

 

Artículos relacionados: ¿Qué es una plataforma low-code?, Guía para elegir una tecnología de desarrollo low-code

Dejar un comentario